Archivos de la categoría ‘Juventud desenfrenada’

Ofelia, siempre Ofelia.

Publicado: 14/04/2017 de bocadecenicero en Historias de interés, Juventud desenfrenada

Ofelia es una muchacha treintona y extraña. Veterana de los ideales de la transición de los noventa, cuando todos odiaban a sus padres cobardes y celebraban a los tíos valientes socialistas; los pinochetistas se paseaban con descaro, pero sin el apoyo de los temerosos neutrales, parecían (y parecen) locos de remate con el cráneo repleto de aserrín. Volvía a estar de moda inscribirse en partidos políticos de diverso color pero mismo destino, y todos querían cambiar diez veces el mundo en una sola vida.

tumblr_marj2iiNj51qceaw5o1_500

La militancia llegó temprano al destino de Ofelia, es difícil resistirse cuando te hablan con lindas palabras sobre un mundo con el que sueñas todas las noches. No recuerdo dónde mierda militaba. Creo que era el MIR, aunque no estoy segura.

Comienza a desarrollar una personalidad de “chica cool” que proliferaría hasta sus años ejerciendo como docente. “Chica cool”, como nos ilustraba Amy, es el término que utilizan los varones heterosexuales para nombrar a lo que consideran una hembra ‘distinta’ atractiva. Que siga teniendo los atributos clásicos de las hembras reproducibles e humillables, pero que además tenga latas de cerveza en sus manos, disponibilidad sexual innovadora, apañe a comer papas fritas, y sea al cien por ciento sexy. Pues así era Ofelia en sus años mozos, y continuó hablando de ello a más de una década de aquel entonces. Orgullosa de sus anécdotas en tiempos donde aún se paseaba por los pasillos de una universidad estatal popular por ser una incubadora de snobs, lanas, hippies, modernillos músicos y varieté artística, en guerra constante por ver quién es el más revolucionario. Asidua competencia que desafía los sentidos. El infierno de la universidad católica de Chile.

Luego comienza su reputación como profesora ‘pasable’, título obtenido en  las conversaciones hormonales del alumnado. Muchos contaban que antes de su embarazo, tenía el cabello larguísimo y un torso de actriz porno; la verdad es que su cara no es deforme, pero algo en su sonrisa a mí siempre me causó una especie de desconfianza, ¡no tenía sentido!, las hembras revolucionarias que estaban ya pariendo sus propios bebés que revolucionarían la buena tierra del señor, debían de ser mis aliadas naturales, descendíamos de la misma raza, hablando la lengua de los desteñidos oscurantismos de libros que nos tragábamos como verdades absolutas.

La gran parte de mis profesoras del entonces en que me vi obligada a cohabitar con Ofelia, tenían similares características; podías enamorarte de ellas por las características que mencionamos hace un momento, poseer una o más de aquellas neovirtudes, las hacía populares entre los sobajeos y ensueños de sus alumnos más ilustrados. Por otro lado estaban los especímenes que las creían las diosas del saber, relativamente guapas, y con un conocimiento sin límites que te mantendría horas en la gloría mental.

Para que me entiendan. Ofelia era la profesora de psicología, filosofía y lógica matemática. No tengo una maldita idea de si ese título pedagógico existe, pero algo así contaba la incontenible información verbal del populacho colegial. Los que no se excitaban con el profesor de música, creían que ella era el profesor siglo.

La recordé porque es mi camarada de facebook. Siempre veo que sube cosas referentes a sus queridísimos alumnos de la jefatura de turno. Por lo visto, ahora, a diferencia de nuestros tiempos, mantiene a  muchos de los estudiantes y ex estudiantes en facebook, por lo cual sus publicaciones se han vuelto tediosos himnos políticamente correctos.

Estaba loca, y lo sigue estando. Me gustaría un día tener la oportunidad de decirle lo mucho que me desagrada, y desagradaba en ese entonces. En algún momento todos deberíamos volver a los maestros que más odiábamos, y viceversa, hablando de los derechos docentes, ellos también deberían reencontrarse con sus pesadillas laborales <<Mi trabajo es un limbo profesional enriquecedoramente miserable, y tú engendrillo del demonio lo convertiste en un infierno>>. Me pregunto cuántos vendrían a visitarme…

¿Qué le diría a Ofelia en concreto? Pues no sé. ¿Qué nos podría llevar a pensar que a nuestro Otro le importa lo que el Uno tiene en mente? ¿Realmente importa?

Juguemos entonces a que sí importa escuchar la opinión desinformada y desinformante de los demás.

Ella es una gran decepción. Cuando alguien te promociona la fachada de muchacha inteligente, libre y renovada, es decepcionante el ver la destrucción de la imagen. La gente cambia, sí, maduran dicen algunos. Pero resignarse, sólo resignarse, reproducir lo que se juró destruir, desmentirse en público, abandonar la idea de cambiar el mundo, aferrarse a la mentira rosa de la pedagogía, ahora enseñará a cambiar el mundo, porque ella nunca logró cambiarlo, no pudo filosofar y se dedica a enseñar la filosofía ¿tiene algún sentido? Y cuando vea que alguien se está sobrepasando de los límites de una libertad llena de nada y más nada, les dirá que no hay que llenar el vacío, hay que mantener la libertad vacía para agradar a los demás, ser cool puede ser cuanto más gratificante que destruir el mundo y armarlo de nuevo. ¿Y de qué creen que van a ‘vivir’ pequeños monstruos? ¿Con qué van alimentar a sus cisgenerados hijos? Porque, obvio, los van a tener ¿Crees que esos muertos que escribieron los novelones que te tragas vendrán desde el más allá del saber a pagarte el alquiler, a comprarte lo que se necesita para ser feliz?

tumblr_n78o2qGEcX1rh8l6po1_500

Creen que porque ella no pudo hacer nada contra la corriente de esa realidad que a todos imponen, sus estudiantes deberían hacer lo mismo, alimentarse con la absurda esperanza de sembrar semillitas de ‘saber’ en las mentes de los aletargados adolescentes con los que intercambia vida a diario, ¿de dónde sacan eso los profesores? Ya ni maestros podemos llamarles, porque nos hemos dado cuenta de que nos enseñaron puras estupideces en base a una gran falacia, centenares de horas arrojadas a la basura de un ocio establecido e institucionalizado, un universo de años dedicados a una gran nada.

¡Oh Ofelia!, si al menos te hubieses parecido un poco al Sensei, si quiera que tu discurso no nos hubiera confundido con respecto a quién eres y qué piensas. Recuerdo algunos de nuestros diálogos más célebres; cuando dijiste en mitad de una clase humanista que su hubieras sido una adolescente gay de dieciséis años, te hubieras fijado segurito en vuestra servidora. El momento más extraño de la adolescencia. Aún tengo tus palabras en la mente cuando me aventuré en la odisea de reproducir una serie de cuadros célebres a lo largo de la historia del arte. Bueno, esa vez te decepcioné, y logramos colgar las pinturas. Te encantaron ¿Recuerdas? Cuando expresaste a vox pópuli tu desagrado hacia los descendientes hembras. Cuando hacías arder la hoguera del odio, envenenándonos con la mentira histórica de la competencia femenina, el odio del género y el mito de Electra.

Incluso, uno de mis recuerdos más atesorados fue cuando discutimos con respecto al saber y al creer. Yo, manteniendo la tesis de la inexistencia del saber y de las asimilaciones lógicas que le atribuíamos al creer. Me diste una respuesta que encontrarte en alguno de tus librillos universitarios, en mi parecer, ni siquiera pensaste lo que te intentaba plantear. Me diste a entender en un instante y para siempre. Toda la mierda que balbuceabas te la creías en verdad. ¿Usted se cree todo lo que dice? ¿Quién? Pues como diría don Chinaski: pues buena suerte. Lo curioso del caso de Ofelia, es que se lo creía como quien le cree a las películas o los cuentos de hadas, se lo creía a medias, lindas palabras no aplicables en ningún sentido de la realidad cotidiana en la que la mayor parte del planeta está inmersa. No podía ver más allá de su delantal blanco.

De todas formas solidarizamos con Ofelia. Razón número uno, mi feminista favorita me insiste con la sororidad como mayor arma. Nada que hacer. Razón número dos, ¿a quién le importa lo que uno diga? Lo importante es rabiar un rato y nada más. Y razón número tres, siempre he creído que es una mierda enseñarle a un puñado de simios jóvenes, pendientes de sensaciones por ahí entre el ombligo y los muslos, que gritan, huelen, comen, existen, te odian, y tú tienes que hacerlas de niñero estatal  o privado, para ganar un sueldo no equivalente a todo el desgaste mental y físico. Al final de tu existencia recibes una pensión miserable cortesía del sistema de AFP instaurado por obra y gracia del general al que tanto odiabas de joven. Te pudres en un caserón cualquiera, recordando el tiempo en que creías rejuvenecer, ni la mitad de quienes te hicieron sentir una niña muy sabia recuerda tu nombre.

Anuncios

Hace unos días, me enteré de que el Lazarillo de Tormes probablemente fue violado por el fraile con el que vivió un tiempo. Además él fue quien le regaló sus primeros zapatos… que para la edad de oro era algo así como un símbolo sexual :v Entonces… no pude evitar pensar en la Cenicienta, quién perdió su zapatilla de cristal… perdió un símbolo sexual… podríamos decir que la perdió con el príncipe ._.

En fin.

He pensado harto sobre escribir o no esta entrada, considerando que el blog a estas alturas ya sale en los motores de búsqueda de google, y el internet, por lo menos aquí en Chile, está lleno de gente re culia arenosa y con ganas de pelear, no los culpo cabros, vivimos en un país donde la plutocracia nos tiene las huevas asfixiadas y con ganas de matar a todo el mundo, pero como quedó una generación asustada por los detenidos desaparecidos, no nos queda de otra que pelear como simios unos contra otros en internet. Alabado sea el internet que nos permite descargarnos uwu.

Aquí vamos…

Con tiernos 14 años, yo ya estaba incómoda con la humanidad y haciendo mis primeros análisis exhaustivos amateur sobre el mundo que me rodeaba en ese entonces.

Es algo que siempre me ha gustado hacer, porque en sí me encanta la investigación en terreno, eso de la observación pasiva y sus múltiples beneficios para las mentes analíticas que no tienen nada mejor que hacer que reírse del resto, porque odiamos la vida y a nosotros mismos.

Entonces… una noche no especificada en mi memoria, hace más o menos unos dos años… mmm un año y medio xD me encontré con una sensual invitación en Tumblr sobre un grupo de facebook llamado “Tumblr unfamous Social“; el grupo, como contaba el anuncio, era basicamente para que la gente de tumblr en latinoamérica se conociera mejorss y se pudieran hacer lazos con aquellos que tenían tus mismo gustos y esas cosas que se supone que se hacen para conocer gente.

La curiosidad fue mayor que el impulso de no hablar con gente; porque bueno, no hay que ser un genio para saber que en un grupo con aquella descripción tan ambigua, iba a estar lleno de un montón de niños bobos hablando de lo superficial y odiosamente capitalista que se ha vuelto el mundo por medio de algo tan derp como tumblr.

Pero bueno, busqué el famoso grupo en facebook, para ver de qué mierda se trataba y porqué había tantita gente metida en él.

Me aceptaron como a la semana de haber enviado la solicitud (para entonces se me había olvidado). La curiosidad del internauta promedio me invadió en ese entonces, así que hice lo que nunca hago en  facebook: me puse a revisar el grupo. Nada del otro mundo, la clásica juventud que siempre me molestó en mis años escolares y hasta el día de hoy me llena la piel de urticaria. Sin embargo, por alguna razón me parecía interesante leer las cosas que ponían, las discusiones, las nociones del mundo, por medio de cosas tan simples como burdos juegos de interacción por medio de comentarios.

T.U.S., como ellos mismo abrevian a este conglomerado, para muchos adolescentes era casi como ir a jugar a la plaza a la pelota con los niños del barrio, solamente que aquí son cabros de diversas edades, de distintas partes del mundo, jugando a conocerse en internet. Incluso tenían comentarios de gente que llegaba así de la nada y ponía en un grupo de más de 17.000 personas “Cabros los quiero ; – ; ustedes me alegran el día, son como mi segunda familia y weas”. Quiero aclarar que gran parte de los que comentaban eran mexicanos, y por supuesto la peste reciente de internet, chilenos.

Quizá a donde ellos son de otro planeta, me cuesta comprender porque alguien pondría un comentario de ese tipo, medio sentimental… creo que los que se creen psicólogos deberían meterse a investigar esta clase de comportamientos, ese culiao que escribió eso, es un cabro de no más de 14 años, que de seguro pasa todo el día frente a un celular con wifi, compensando un millón de carencias afectivas por medio de algo tan ridículo como un grupo de facebook.

Mi bitácora sobre el planeta T.U.S. continuaba por las noches, donde la actividad del grupo no disminuía (considerando las diferencias horarias de los países de latinoamérica) Y ahí las chicas más desinhibidas, subian fotos tomadas con cámaras web o celulares mostrando escotes, sosténes en el cuerpo, cabús, y cuerpo completo para las más osadas ._. Y adivinen los comentarios: “su nivel de puta es impresionante” :v Aún así las cabras tenían como 300 me gusta xD. Y no sólo ellas, recuerden que en la segunda década del siglo XXI, la vanidad ya no es un tema tabú entre los machos de la especie humana, y no faltaba el chico que mostraba el cuerpo y sus cualidades que se supone que tanto enloquecen a las féminas de hoy y siempre.

._.

Otra de las cosas llamativas que tenía este grupo era el echo de que al menos una vez a la semana había alguien que comentaba “Oigan :v quiero hacerme un tatuaje, pero no sé qué ponerme, ¿alguna idea? :)”

Este soy yo cuando leía esas cosas xD

Este soy yo cuando leía esas cosas xD

Bueno, igual no había sólo gente desquiciada, de cuando en cuando habían almas sensatas que le decían a los indecisos que eso era muy idiota, tatuarse no es un juego, y lalala.

Continuando con el tanteo del terreno extraño, de pronto me encontraba con unas fotos que captaban mi atención, como un metal precioso o un cadáver. Eran fotos sobre una persona sosteniendo una cartulina, hoja de cuaderno o similares, con los nombres escritos de todos aquellos usuarios que pidieron aparecer en el papel por medio de una publicación anterior; para que se hagan una idea, nuestro equipo de expertos ilustradores han echo un retrato de como se visualizaba la situación:

Sin título

Jamás llegué a comprenderlo, quizá es un nivel de comunicación y empatía superior que yo no logro captar por estar siempre ensimismada con aires ermitaños. Me parece muy extraño que la gente pidiera que se les pusiera en el papel, y que después todos comentaran esta foto como que fuera lo más chévere de la galaxia :v

No estoy tan vieja… o quizás sí xD.

El grupo en general me parecia una triste radiografía a nuestra juventud actual, miraba todas las carencias, como ha ido evolucionando el enfermizo amor por la tecnología (habían publicaciones donde se tenía que comentar que tipo de celular  o computador se tenía, y obviamente los más pro se lucían de lo lindo). Como el decadente y violado mercado de la música comercial se direccionaba hacia lugares cada vez más distorsionados y como la figura del ultra fan se pulía; me costaba llevarles el hilo en ciertas cosas, porque si bien tenían todo el aire de ser shuer jo’enes :v pero tenían unos pensamientos retrógrados que me impresionaban, como, un ejemplo bien simple, la cantidad de homofóbicos entre 13 y 18 años que aún andan por ahí con un discurso que muchas veces ni siquiera es propio, como atacaban a quienes tenían opiniones diferentes, el amor por la cultura capitalista (I <3 NY) y una cantidad de otras cosas…

Igual, hay que pensar que estas cosas las vi hace unos… casi dos años, luego de eso me salí del grupo xD porque era demasiado para mí. Espero que ahora sea un poco diferente, aunque todos sabemos que por 3 pasos que avanza una generación, la generación siguiente retrocede 2.

Nos quedamos con una conmemoración a la mayoría (no todos) los cabros que habían en ese entonces xD. Pasen buena tarde.

432368_10200145114329537_1134242275_n

 

Ay sí, ay sí.

Publicado: 25/03/2014 de bocadecenicero en Juventud desenfrenada, La Imagen
Etiquetas:, ,

Hoy quiero inaugurar una nueva categoría del blog, donde analizaremos de manera bien derp, alguna foto, imagen ,dibujo, etc.

Aquí la imagen de ahora:

381149

Todo lo que hay en esta foto lo odio, todo, es la peor foto del mundo(?)… bien bien, estoy exagerando, con esto del insomnio solitario, ando un poco alterada. Pero es que no me explico como esta cosa tenía más de 40.000 notas en Tumblr, porqué rayos alguien podría gustarle esto?, de seguro por la plata, o porque esta basura blanca se jura del ghetto al ser como esos brutos que se toman fotos con fajos de billetes.

Y ese gorro, no lo soporto, no soporto los gorros que quedan así, es como si tuvieran roto el cráneo, y lo poco que les queda de cerebro se les queda en la lana, no lo soporto, realmente me supera.

Sí, haters gonna hate.

Hace mucho que encontré esta imagen en el dashboard, y tenía que descargar mi rabia contra esta imagen alguna vez, de alguna forma, y que mejor forma inaugurando algo nuevo en el blog.

Si alguien se siente ofendido, no es mi intención, pero en serio que no lo soporto. Hoy me siento como mi buen camarada, el señor Bickle.

Algo que escuchar N°13 Playboys

Publicado: 06/11/2013 de bocadecenicero en Algo que escuchar, Juventud desenfrenada
Etiquetas:, ,

Esta hermosa canción posee una estrofa muy buena que dice: “…Aburrida la Coté se volvió de Canadá se bajo del taxi en Suecia con providencia, una chica la invito a una de esas fiestas top, donde todos quieren ser florero de mesa…♫”. Me puse a pensar en las muchas Cotés que hay en el país, en las miles de fiestas Top donde están todos esos jodidos floreros de mesa, hijitos de papi y mami, y cómo muchas veces yo me he visto envuelta en esos lugares al lado de alguna Coté que lo único que pide a gritos es que la saquen de ahí. Que ambiente más asqueroso; yo fumando un cigarro miro y miro a las miles de Cotés.

No hay mejor manera de entrar en el rubro homosexualo, que entrar de lleno a una disco fleta para mayores de edad, cuando eres una pendeja en plena experimentación, le pones un número de la guía telefónica al año de tu nacimiento y le pasas esmalte de unas transparente encima, qué mejor manera de tener 14 años y creerte de 18? Ves gente de todas las edades en ese ambiente de mierda, es una lástima que ya no se pueda fumar dentro de las discos, antes, el humo le daba un aire de “misterio” a todo este asunto. Y te bancas cigarro, tras cigarro, mientras miras a ver si alguna chica te mira, y así es, porque no hay nadie menor de edad que no sea presa dentro de esos antros de perdición. Puro éxtasis en el aire, piercings en las lenguas, colores en el cabello, banderas fletas en la ropa interior. María Daniela, cuantas veces tus canciones han sido testigo de todo este pervertido acto de cortejo dentro de las discos?