Archivos de la categoría ‘Random’

1/4 de sabiduría.

Publicado: 25/05/2017 de bocadecenicero en Random

Vine con todas las ganas de hablar de algo intelectuals, profundo, posmoderno y decadente. Pero al comenzar a teclear me enredé en una serie de palabras sin sentido. No es como si lo que se publicara por estos lados tuviese algún sentido. Les hablaremos de algo según vaya saliendo.

Hace unos días andaba de paseo con mi feminista favorita; insistiendo en su idea de que nos vayamos a la mierda, algún otro país, ya que este país que tanto nos ha dado, también nos quiere quitar mucho. Como lo conocemos a profundidad, lo odiamos. Porque como dijo el señor Sabato en su Tunel frío, solitario, oscuro y huevadas, no hay nada que se odie más que lo que se conoce y se critica a profundidad. Hay que ir a vivir en otro país para odiarlo tanto más que a este.

En medio del paseo, nos encontramos con un puente de fierro suburbano en medio de la crema y nata de la ciudad jardín. Miré el depresivo estero a medio secar y lleno de mierda. Le manifesté “Mi sueño, es caminar por un lugar que sea propiedad de nadie”.

Me sentí tan profunda, una especie de Luther King patético y bolchevique. La liberación del negro bajo los países de ‘raíz’ blanca no se dio, no se ha dado, y dudo que se dé en algún momento. Cuando tienes el poder, no lo sueltas. Cuando tienes la tierra, no la sueltas. Mi sueño no será más que eso.

En este, nuestro aletargado tiempo, es imposible caminar por tierras libres de las leyes de los hombres. Que no te pillen no quiere decir que su jurisprudencia nos resbale por el hecho de que no lleguemos a un tribunal por pisar donde no debíamos pisar. Es otra forma de engañarnos a nosotros mismos. Creerse fuera de las leyes de cualquier estado es una reverenda estupidez sino una utopía. La aburrida vida en la Tierra ha llenado a todo de nombres, existencias

¿Han visto a esos sujetos que andan todos mugrosos y que son parte del lavado de culpa de los colectivos de jóvenes ‘conscientes’ que les llevan tesito y caridad a las doce de la noche en medio de una cruel helada? Esos son más libres que usted o yo. No importa lo que diga el gobierno de turno. ¿Los han odio hablar? Tres cuartos de divagaciones. El resto, verdad pura. Tocar fondo para hallarse libre.

Pero entonces, recordamos a ciertos anarquillos, como don Bakunin, que afirman que esa libertad individual de los vagabundos o de algunos alucinadores neoliberales no son más que niñiedades del individualismo. Si no hay sociedad libre, no individuo libre.

Si nos pusiéramos a caminar por el planeta, los satélites, los radares, todos esos enfermos del control nos detectarían a toda hora. No como parte de una fantasía paranoide, que no se mal entienda.

Lo más aterrador de un bosque frondoso es encontrar a otro ser humano. O en su defecto alguna monstruosidad de otro planeta. Pero como sabemos que visitar la Tierra es un suicidio seguro, no hay nada que temer a lo segundo. Hasta ver a un alien es menos aterrador que presenciar las fechorías de un imbécil que se cree con derechos por sobre la naturaleza. Darwin con su estupidez de los más aptos (más fuertes, como dicen algunos), le hizo más daño a la convivencia feliz que toda la maldita edad media con sus ridiculeces de brujas en la Tierra y ángeles en el Cielo. Nos contaban algunos mitos de por allá lejos en el tiempo que algunos humanoides varones temían del misterio oculto en las ‘mujeres’. Una cueva húmeda, solitaria, que en el fondo contenía una criatura de malevolencia pura y vida propia. Bajo esa premisa comienza la dominación de la especie ¿Se entiende la estupidez de la que queremos hablar?

Cuando era un punto infantil y pedestre, viajaba a un lugar rural, donde me escapaba a explorar lugares donde los pueblerinos ya no iban por falta de tiempo, interés o conocimiento. La sensación de sentir la naturaleza sin que haya ningún idiota en kilómetros a la redonda es indescriptible. Caminar sin la amenaza del asalto, de la violación, de la muerte, de la prisión, de los perros amaestrados, de las rejas con alambre de púas y concertinas oxidadas. Sin sus leyes absurdas de la propiedad, ¿quién mierda necesita adueñarse de tanto horizonte?

¿Será toda la especie humana parásita como nos cuentan los pesimistas? Cuando vez a esos hippies que dicen lo siguiente:

1c85570c0f460dce8bc9b5d13e984e19

Nos preguntamos como pueden ser tan idiotas ingenuos para creerse una prataña como esa ”il himbri discibriri”, el día que todo aquello pase, los que van a joder seremos nosotros. Esos omnipotentes que todo lo pueden tendrán su paraíso futurista con juegos de azar y mujerzuelas.

 

Sana e.

Publicado: 14/04/2017 de bocadecenicero en La Imagen, Random
Etiquetas:

Como estamos en semana santa pensaba que podríamos publicar una entrada sobre alguna película del víacrucis, pero en realidad no tengo ni ganas de ponerme a pensar en Jesús de Nazaret, La Pasión de Cristo, La Última Tentación de Cristo o siquiera en Jesucristo Super Estrella. La verdad es que el cine de la semana santa nos recuerda lo mucho que pudo ayudar la iglesia para que las películas no sean un pobre aliciente para la fe, pero no lo izo, y muchas de las producciones en ocasiones nos resultan risibles. Como sea, una gran flojera nos invade, así que en vez de hablar sobre Jesús y su vida y todo eso, nos quedamos con un sensual retrato del varón que por humildad o misoginia se hizo varón y nos regaló un gran feriado de descanso a todos sus subordinados asalariados (y a los que no también). El ateísmo debería agradecer la invención del cristianismo número uno: los descansos para agradar al señor en meditación y reposo.

tumblr_nf7x9bT5m71qglysto1_540

De cómo el feminismo me cagó la vida.

Publicado: 08/11/2016 de bocadecenicero en Opinión, Random
Etiquetas:, ,

Hace unos días uno de nuestros constantes colaboradores, nos llegó con la noticia de que había asistido a un seminario culturals de brujas. Algo así como una tarde feminista. Entonces, trajo una serie fansines y folletines varios. Para variar, la curiosidad me mató nuevamente, y nos pusimos a intrusear lo que tenían que decir las féminas de vulva en mano. Algunos eran lo de siempre, aborto, comunidad, hermandad, sororidad, lesbianas, etc. Sin embargo hubo un colectivo en particular, cuya publicación me llamó mucho la atención, “El proyecto Verde Flúor”. Que no se trababa de un grupo de lunáticas velludas empecinadas en cambiar el mundo. No. Esto era mucho mejor. Feministas radicales que querían destruir el mundo, para crear un nuevo. Primera vez que un discurso feminista me llega realmente a lo más profundo de la razón.

Sin más preámbulo, nos quedamos con esta especie de poema que rescatamos sin permiso de las chicas flúor. Disfrute.

El feminismo me cagó la vida
ningún lugar volvió a ser habitable como antes.
Yo era perfectamente rebelde: médica para los pobres,
con conciencia política de izquierda, lesbiana “orgullosa”
me sentía libre de cualquier prejuicio.

Al feminismo no entré, me entró:
entró en mis libros, en mi cama, en mis insomnios.

Perdí mi casa, mi trabajo, mi novia.
Mis amigos comenzaron a mirarme raro, soportaba cada vez menos los eventos familiares.
Me molestaba todo lo que me hacía sentir segura.
Empecé a dudar cada vez que creía estar cómoda.
Empecé a vivir en un estado de crítica constante,
de eterna suspicacia,
no volví a tener una certeza nunca más.

El feminismo no es complejo, es desgarrador, es implacable.
Cuando se mira, y no se puede dejar de ver.

Me dicen que soy radical y pienso: ¿cómo puedo ser feminista a medias?
Yo no quiero cambiar el mundo, quiero destruirlo y hacer otro nuevo.
Aspiro a esa liberta que todavía no conocemos.
No tenemos referentes.
Para saltar al vacío, sólo contamos con nosotras mismas
y lo que nuestras ancestras tienen para decirnos.

Hoy tengo trabajo, voy al supermercado, disfruto lo que queda de este mundo.
Me emborracho y me drogo con frecuencia pero vivo en una casa,
pago mis cuentas y hablo con la gente cosas cotidianas, trato de no llamar demasiado la atención.
Me cuido.
No sirvo deprimida ni muerta ni presa ni encerrada en un manicomio,
que es donde el sistema nos confina, ahora que ya no se estila quemarnos.

El feminismo me cagó la vida y lo agradezco.
En realidad, lo único que perdí fue el miedo.

-Osa Flaca Flúor, El proyecto Verde Flúor.

Y casta.

Publicado: 06/11/2016 de bocadecenicero en Cosas de administración, La Imagen, Random
Etiquetas:,

Estaba hurgueteando wordpress, porque la aburrida vida en la Tierra para los que vivimos en un lado piola de occidente (para los que se quejan, podría ser peor), nos obliga a “matar el tiempo”, como si el estado de la materia que reina en nosotros en este momento, fuese eterno. Y bueno, pues, me encontré con la configuración de la página; os comparto para que disfruten de este breve momento de humor.

puramierda

La pirámide de Ofelia.

Publicado: 06/11/2016 de bocadecenicero en Cosas que odio, Random
Etiquetas:, ,

Por la gran torpeza de la existencia humana, tuve que subir y bajar, del primer al segundo piso, por lo menos unas ocho veces, a la sexta vez ya estaba con un hematoma de rabia en el cuello. Pero se me seguían olvidando cosas, qué wea más desagradable. Más encima, cuando por fin me pude sentar, me di cuenta que estaba muy agitada y con la respiración a media capacidad. Tengo que dejar de fumar, me repito neciamente.

tengoquedejardefumar

Para mí sorpresa, luego de que se pasó el pequeño fenómeno asmatiforme que me atacó por unos segundos, estuve mucho rato pensando en qué texto moldearía con mis toscas palabras, llenaría de saliva mental un frasquito para su resguardo en una estantería llamada blog, y así en un futuro depositarlo en esta fuente mágica pantalla de computador, que le permiten a nuestro espacio precraneal revivir los textos una y otra vez.

t044dqup572792023d3ba230439646

Y me quedé divagando mucho rato, sobre la simpleza de las cosas. Y de como hay un millón de cosas que la gente dice que son difíciles, y mi experiencia aposteriori me demostró lo contrario.

Ejemplo, cuando aún era un huevo con patas, sin eclosión a la deprimente realidad, mi hermana mayor y sus compañeros me metían miedo respecto a la dificultad de los años venideros, academicamente hablando. Y año tras año me fui dando cuenta de lo imbéciles que eran esos sujetos.

Si viene siendo cierto que no todos tenemos la misma suerte, también es cierto que, de cierta manera muy mística, cada cual construye su propia suerte. Como vemos en esos carteles de mierda que hay en todos lados, llamándonos con una patética poesía a tomar las riendas, ser amos del destino. Dios santo.

duenos

Una vez con una profesora de filosofía a quien llamaremos Ofelia, por loca, vivimos una situación muy particular. Resulta que unos cofrades de la clase, expertos en anarquía inconsciente, no habían echo los deberes que la maestra Ofelia nos había encomendado. Yo, en ese entonces tenía el cerebro aún hecho gelatina por las hormonas (y bien líquida la gelatina de ese entonces); le pregunto a la señorita Ofelia porqué hay gente que se resiste a hacer algo tan básico, tan simple, pienso ahora, que ni merecía la pena desperdiciar momentos bellos de la breve existencia reparando en el lenguaje que se supone que deberíamos tener según los estandarizados exámenes gubernamentales. Ella me observa un momento, seguro que pensaba en una respuesta profesóricamente correcta, políticamente divulgable e intelectualemente aceptable. No se le ocurrió nada mejor que decir “bueno… alguien tiene que barrer las calles, siempre habrá ese alguien que deba estar al fondo de la pirámide”. Y eso que Ofelia era sólo una de las pseudo liberales que arriaban el ganado, todas parecían ser igual de locas.

Me sorprendió el comentario, puesto que doña Ofelia es una declarada socialista, supuesta antisistémica de forma moderada, por supuesto, siempre y cuando la pedagogía estatal lo permita. No podemos ser amos de nuestro destino, perseguir nuestros sueños a como dé lugar. No, porque siempre habrá alguien barriendo calles, mal pagados, mal paridos, miserables de toda las clases, etnias, lenguas, credos y demases.

Como cada vez somos más los seres humanos que pisotean el planeta con sus insolentes pies de fenómeno bípedo, la pirámide se ha echo enorme, por lo que hay más espacio en las casillas para meter a más prole o a más privilegiados. Lo que venga primero. Ahora, con la digievolución de las sociedades, se puede, más o menos, pulular entre las casillas de la pirámide humana. un hormigueo constante que está desfigurando la figura. Un día no nos daremos cuenta, y la pirámide de los poderes se va a ir a la mierda, terminará siendo un dodecaedro desfigurado por las guerras, el hambre, el abuso y la basura. Sólo ese día se dieron cuenta de que deberíamos ser un círculo, esfera tridimensional, libe de esquinas prole y el ojo del dolar suplementando para los 180° de la desigualdad.

Me gustaría decirle a Ofelia, que ojalá nunca le toque barrer calles, tener salud estatal, y ni saber qué carajo es la pirámide.

Mall del mal.

Publicado: 05/11/2016 de bocadecenicero en Random

Estaba la pajara Pinta, a la sombra del verde limón, con el pico picaba la rama, con las alas recoge la flor.

Boca de Cenicero

Hace unos días me vi en la obligación de andar por esa maravilla del mercado moderno conocido como el Mall, centro comercial donde pululan los seres humanos amantes de la mercancía inútil, entrando y saliendo de empleos que odian, un eterno resonar de tarjetas de créditos, las registradoras de los supermercados, las escaleras mecánicas y la gente obesa.

mall

Pasé por el patio de comida que se encuentra de paso al cine, quería curiosear la pésima cartelera del cine altamente comercial. Ese es el lugar que más odio, el patio de comida. Todos los males del mundo se encuentran en ese lugar, completamente concentrado, lugar ideal para una bomba ántrax; miraba desde el piso de más arriba a la gente comer, rumiar, pensaba en los sabores, la danza agridulce de sus lenguas, llenas de mierda para expulsar mierda y dejar mierda en el cuerpo, mirar las hamburguesas me recordaba al desagradable…

Ver la entrada original 466 palabras más

Hola.

Publicado: 13/10/2016 de bocadecenicero en Cosas que odio, Random

Desperté con una extraña hinchazón en el ojo derecho. Irónicamente es el ojo por dónde menos veo, y ahora que tengo la molestia, veo peor aún.

Se supone que hoy pensaba escribir sobre lo mucho que no me gusta saludar a la gente. Pero creo que por ahí ya tuve un manifiesto firmado con mi constante apatía y poco sentido de la alegría (porque sentido del humor, sobra).

Ahora, de todas formas, no fue eso lo que me quitó las ganas de escribir, fue más bien un pequeño recordatorio que mi cable a tierra implantó en mi subconsciente “eso no es poner de tu parte”.

Me pregunto si a al señor Nietzsche alguno de sus detractores o alguien de la familia, alguna de las féminas que él parecía tanto aborrecer le dijo en algún momento “decir que Dios está muerto es no poner de tu parte”. Seguramente con lo metido que es el mundo intelectual, las madres y el prójimo en general, le dijeron eso; sin embargo don Friedrich, ente masculino, blanco, eurásico, con sangre aria según don Adolf, no se dejó derrumbar por algo tan burdo, y siguió reconstruyendo sus teorías, yendo cada vez más allá, y no se quedaba estancado pensando “no pongo de mi parte”, simplemente no reflexionaba cosas banales. Culiao pro. Pero claro, era ultra solitario, seguramente porque nunca se dio el tiempo de pensar “bueno, quizá el mundo no es tan mierda después de todo”.

Si yo tuviera algún rival de ideas (que espero que algún día se presente, así las cosas se pondrían un poco más interesantes en la aburrida vida en la Tierra)

tumblr_inline_nukiv6heki1tpyuw2_500

Seguramente el detractor me diría lo mismo que le dijeron a don Friedrich: “¡Cómo desprecia al mundo que le dio la poca inteligencia que tiene!”; el mejor insulto para los haters viene del pasado.

En fin, para despedir este insulso e insípido posteo, nos quedamos con una cara de la adorable Lisa, que nos recuerda como no tenemos que enfrentar al mundo.

tumblr_nv7ctghthi1rsjyv2o1_540