Posts etiquetados ‘1999’

Volvamos al encanto de la maravilla histórica, 1999, un año épico para el cine en todo el maldito mundo:

En dicho año nace Todo sobre mi madre, una cinta española/francesa de 101 minutos de duración, escrita y dirigida por Pedro Almodóvar, nos lleva a un mundo diverso lleno de mujeres de las más variadas especies. El título de la película hace alusión a la película de 1950 “All about Eve” (“Eva al denudo”), una película que aparece en la cinta en una televisión al comienzo del film, una de las tantas referencias cinematográficas que posee la cinta.

Una película icónica de España, del mundo LGTB (más que mal Almodóvar es un conocido ícono gay :v), con grandes elogios por parte de la crítica, siendo ganadora de muchos galardones:

-Premios Óscar: Mejor Película Extranjera.
-Globos de Oro: Mejor Película de Habla no Inglesa.
-Festival de Cannes: Mejor Director, Premio Ecuménico.
-Premios Goya: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz (Cecilia Roth), Mejor Dirección de Producción (Esther García), Mejor Montaje (José Salcedo), Mejor Música Original (Alberto Iglesias Miguel Rejas), Mejor Sonido (José Antonio Bermúdez, Diego Garrido).
-Premios César: Mejor Película extranjera.
-Premios del Cine Europeo: Mejor Película, Mejor Actriz, Premio del Público.

La historia comienza con Manuela (Cecilia Roth), trabaja como enfermera en un hospital de Madrid; es una madre amorosa que ha dedicado su vida a su hijo Esteban (Eloy Azorín), un muchacho que desea ser escritor.

Para celebrar su cumpleaños número dieciocho de su hijo, Manuela y Esteban van a ver una obra teatral sobre “Un Tranvía Llamado Deseo”. Al finalizar la función, Esteban tiene muchas ganas de pedirle un autógrafo a la actriz Huma Rojo (Marisa Paredes), y a pesar de que está lloviendo mucho, su madre permite que él vaya tras el taxi de la actriz.

En medio de la maniobra buscando un autógrafo que nunca obtiene, Esteban muere. Su madre queda desconsolada.

Esteban había dejado escrito el mismo día de su muerte, un borrador de guión titulado “todo sobre mi madre”, entre las notas que habían, decía que le hubiese encantado conocer a su padre, saber quién era la otra mitad de las fotos que su madre había roto dejando un vacío.

Bajo la premisa de la nostalgia, Manuela se va a Barcelona, lugar donde conoció al padre de Esteban, para superar un poco la pena y reencontrarse con su pasado. Pero antes de poder dar con el paradero del padre de Esteban, Manuela se encuentra con una vieja amiga, una prostituta transexual conocida como la Agrado (Antonia San Juan), quien se ganó su merecido apodo por querer hacerle agradable la vida a todo el mundo.

Paralelamente, Manuela vuelve a ver la obra del tranvía, y por las cosas de la vida, se hace amiga de Huma, incluso termina actuando dentro de la obra.

Por medio de la Agrado, conoce a la hermana Rosa (una jovencita Penélope Cruz), que para sorpresa de Manuela, también está esperando un hijo del padre de Esteban, y que además, por causa de ello, resulta ser VIH positiva. Manuela, guiada por el dolor de haber perdido a su hijo, no logra evitar convertirse en una segunda madre para Rosa, mientras sigue buscando al padre de Esteban, quien ni siquiera sabe que tenía un hijo.

Es una película muy dulce, con una trama que en ocasiones puede sonar poco creíble, ¿qué probabilidad hay de volver a una ciudad luego de 18 años de ausentismo y justo encontrarte, a la primera, a tu vieja amiga que te ayuda a asentarte? Por favor xD. De todas formas, no resulta artificiosa, tiene un ritmo pausado, pero convincente.

Es una historia sobre mujeres madres, sobre madres hombres, madres que pierden a sus hijos, madres que rechazan, que cuidan, que abandonan, que descuidan. La figura femenina activa, a diferencia del posterior trabajo de Almodóvar “Hablé con Ella”, donde la mujer era un objeto inerte, aquí en cambio es un ser independiente, potente, la figura femenina como el centro del universo.

Es una historia de mujeres actrices, actuación sobre actuación; Manuela tratando en el hospital con gente que pierde seres queridos; la hermana Rosa mintiéndole a sus padres sobre el embarazo, el padre, su vida; La madre de la hermana Rosa actuando frente a su senil esposo; Huma, actriz de profesión; y por supuesto, la más actoral de todas, la Agrado, que su papel ha llegado al punto de transformar por completo su cuerpo. Pero todas tienen intacto el espíritu.

Es una historia sobre sentimientos al fin y al cabo, por mucho que pueda cambiar el aspecto visual de las cosas, Almodóvar nos entrega la tesis que de los sentimientos siguen intactos.

Y claro, también resulta un bonito esbozo al mundo trans de la ciudad de Barcelona de hace 15 años, con la principal exponente, la Agrado, que posee esa picardía dolida de las tras (que parecen poseerla la mayoría de trans en el mundo ._.), para mí, el personaje más entrañable.

Así que nos quedamos con una frase de ella, parte de un monologo autobiográfico que hace para el público del teatro:

“Lo único verdadero en mí son mis sentimientos”

Anuncios

Que sera, sera, whatever will be, will be, the future’s not ours to see, que sera, sera♫♪ Bonita canción para esperar que un cometa te mate, o incluso mejor, para animar a una desfiguradilla muchacha desequilibrada en confinamiento solitario; esto último es una genial escena que nos ofrece Girl Interrupted.

Viajamos nuevamente a ese maravilloso y excitante año, 1999, año en que se estrenaba Inocencia Interrumpida, película germano-estadounidense, dirigida por James Mangold y escrita por Susanna Kaysen, James Mangold, Lisa Loomer, Anna Hamilton Phelan, basada en la novela homónima de memorias de la misma Sussana.

Película muy mal vista por la crítica, sin embargo, la señorita Jolie, fue galardonada con tres estatuillas por este film: Mejor Actriz de Reparto (Oscars 2000), Mejor Actriz de Reparto (Globos de Oro 2000), Mejor Actriz de Reparto (Premios del Sindicato de Actores).

Es el año 1967, y una joven aspirante a escritora de 18 años llamada Sussana (muy sutil de parte de la autora) papel adoptado por la extraña Winona Ryder; una confundida muchacha que “ha intentado suicidarse”, tomando un frasco entero de aspirinas con una botella de Vodka.

Sumado a ello, se nos cuenta que Sussana mantuvo una relación con un hombre casado, que resulta ser su profesor de literatura.

Es así como termina en el hospital psiquiátrico Claymoore (bajo el eufemismo de clínica de reposo); entra con el diagnóstico de Trastorno de Borderline y conducta promiscua (obvio, si es en una dama, claramente es patológico).

Y como al público nos encantan las tramas tipo fraternidad malibú, tenemos a todo un elenco de locas que se pasan a formar parte del círculo cercano de Sussana dentro del Hospital:

Lisa Rowe (Angelina Jolie), co-protagonista, una sociópata (orgullosa de su poco común diagnóstico en mujeres), agresiva y rebelde, tiene un largo historial dentro del hospital, además de tener esa encantadora característica, que poseen los locos de su calibre, de atraer a la gente de su alrededor. Sussana en un momento acaba siendo su mejor amiga tras caer en las tretas mentales que pone la señorita Lisa.

Daisy Randone (la increíble Brittany Murphy, Q.E.D.P.), adicta a los tranquilizantes y los laxantes, con un trastorno similar a la bulimia, que la lleva a comer enormes cantidades de pollo frito, y esconde los restos bajo su cama. Es una de las más trastornadas que sale en la película.

Georgina Tuskin (Clea DuVall), mentirosa compulsiva patológica, soñadora, amante del Mago de Oz, es la compañera de cuarto de Sussana.

Polly Clark (Elisabeth Moss), no es muy especificado su trastorno, es algo así como una persona muy infantil, y el hecho de que tenga gran parte del rostro quemado, le provocan un desequilibrio importante en su conducta.

Janet Webber (Angela Bettis, impecable ella), es una anoréxica –el cuerpo de Bettis es perfecto para el papel-, que anda de vez en cuando con las chicas; memorable su frase de: “treintaicinco kilos es el peso perfecto!!

Es una película sobre un psiquiátrico (mi tema favorito), una película de cómo muchas veces la locura pareciera ser un estado de voluntad propia, con eso de Sussana enloqueciendo por cuenta propia, o Lisa volviendo una y otra vez en un eterno círculo vicioso. Problemas del primer mundo de las ricas blancas, decían por ahí.

Recuerda en ocasiones a “Alguien voló sobre el nido del cuco”, pero más que nada por la crítica básica que ambas películas comparten: el psiquiátrico como una institución ficticia, con males ficticios, y de cómo la aventurada psiquiatría moderna no ha avanzado mucho en eso de conocer la mente humana; en el caso de Inocencia Interrumpida se ve claramente en las escenas de Polly, cuando ella se siente muy musical y no la dejan interactuar con los instrumentos, sólo porque la rutina impuesta no calza con su deseo.

En las películas de este tipo siempre se cuestionan los métodos, a fin de cuentas ¿qué es alguien loco?; si no encajas, estás loco, así de simple.

Hay muchos sitios que, de manera muy derp, clasifican a esta película con la temática LGTB, y todo porque (SPOILER), en una escena de juerga, Lisa besa a Sussana… y es el beso más insípido de la vida… creo que es una tontera clasificar a la película por esa línea, siendo que tiene muchísimo más que ofrecer. El beso podría significar una expropiación de la voluntad de Sussana; Lisa reafirma su superioridad social basada en quién sabe qué, con la provocación oral, un beso robado es la voluntad robada. Algo así como una violación extraña que le suma puntos a la locura.

Ahora bien, si la analizamos con cuidado, no es una “buena película”; según la internet cinéfila, las actuaciones no son del todo buenas; no es la mejor película de Winnona, ni la mejor de Angelina, ni la mejor de Brittany, ni la mejor de Bettis… pero, sigue siendo un tremendo elenco, con una historia muy jugosa, que, en mi humilde opinión, quizá no se supo desarrollar en todas sus aristas. De todas formas es una película divertida, con mensajes precisos, el final es un poco extraño y el personaje de Daisy para mí, se lleva todos los aplausos, muy bueno ese personaje (we miss you Brittany).

Nos quedamos con el diagnóstico de Sussana:

“- Desorden Fronterizo de la personalidad. lnestabilidad de la propia imagen, relaciones y humor. lnseguridad de metas. lmpulsos autolesionantes como el sexo casual. Me gusta eso. ‘Negación social y una actitud generalmente pesimista a menudo observada’. Sí, así soy yo.
– Así somos todos.”

Y cuando digo y vuelvo a decir que 1999 fue un año único para las películas, es que realmente fue un año demasiado genial xD. Y aquí nos quedamos con una de las experimentaciones del cine que más nos marcaron: Jawbreaker.

jawbreaker

O bien conocida como “El Caramelo asesino”, “Bromas que matan” o “Juegos Peligrosos”, es una film estrenado el 19 de febrero de 1999 -challa, globos y serpentina-, dirigida por Darren Stein,una de las películas más recordadas de los noventas en pleno auge de las conocidas películas “adolescentes”, sin embargo, su temática extraña la deja en un limbo entre la comedia negra y el drama weird.

jawbreaker8

Cuatro amigas, (tienen que ser cuatro), las chicas populares, de las mayores y más altas castas dentro de la Reagan High School; es el día de cumpleaños de la más talentosa, carismática, bella e inteligente de las 4: Liz Purr (Charlotte Ayanna), y sus amigas: el demonio en forma humana, Courtney Alice Shane (encarnada por Rose McGowan), Marci Foxx, la autoproclamada Foxy (Julie Benz), y la mejor amiga de Liz Julie Freeman (Rebecca Gayheart); deciden jugarle una broma de cumpleaños “secuestrándola” y encerrándola en el portaequipaje del auto de Courtney. Las cosas se van a la mierda cuando abren el portaequipaje, con las mañanitas del cumpleaños y todo, para descubrir que Liz está muerta, porque a su torpe amiga Courtney se le ocurrió la brillante idea de amordazarla, no sólo con cinta adhesiva, si no que también dentro de su boca metió esos curiosos dulces enormes y duros conocidos como “rompemuelas”.

jawbreaker1

jawbreaker2

Las chicas entran en pánico; Courtney, en medio de un ataque de malicia y extraño sentido de la moral, sumado al miedo de ir a la cárcel, decide crear un malicioso plan, con coartada y todo, devolviendo el cuerpo, para que pareciera que Liz fue violada y asesinada. Pero cuando las chicas están devolviendo a Liz a su cama y planeando la coartada, no contaban con que la maestra enviaría la tarea de Liz (por faltar a clases), con la insulsa e inadaptada Fern Mayo (Judy Greer), la clásica ñoña bajo tierra en las castas sociales, con un aspecto de Carrie (la perfecta inadaptada), quien admira de una manera muy lésbica, a mi gusto, a su senpai Liz. Entonces Fern descubre que Liz a muerto, y para que no hable con nadie, Courtney la chantajea y le promete el sueño malibú de ser una del grupo popular, cambiado su nombre a un seudónimo más prometedor que Fern, Violeta.

jawbreaker3 jawbreaker7

Es así como Courtney logra salirse con la suya por un tiempo, creando una coartada, haciéndole creer a los detectives que Liz era una ninfómana empedernida, que se acostó con un hombre (interpretado por Marilyn Manson), cuando en realidad ella lo izo ._.

jawbreaker5 jawbreaker6

Es una película muy extraña, o sea, todo el tiempo el espectador está confuso por el echo de que Liz murió, muchos creen que todo es una broma y que Liz está viva por medio de alguna huea mágica, pero no, Liz está muerta, y Courtney la mató.

jawbreaker4 jawbreaker9

Una película que marcó época, que inspiró diversas escenas en películas posteriores (su caminata del mal quedó completamente marcada en el cine y el inconciente cinéfilo):

Uno de los más locos sueños de mi adolescencia, y que perdura hasta hoy, es poder andar con una cámara de video por todas partes, filmando cada cosa que se me antoje, todo lo que pueda grabar xD. Lamentablemente no tengo cámara, y ahora es complejo conseguir una cámara de video relativamente piola, ya que todo el mundo vende fotográficas, y el resto son sólo de vídeo profesional ¬¬ yo quiero una de video simple u.u en fin…

Esa idea la tuve al ver la exitante película de la que hablaremos a continuación: American Beauty (1999).

americanbeauty1

Es una película de 121 minutos, estadounidence (de esos egocéntricos que se hacen llamar americanos) del año 1999 (insisto, que buen año para el cine). Dirigida por Sam Mendes y escrita por Alan Ball. Ganadora de 5 premios de la academia de los Oscars en las categorías de: Mejor Película, Mejor Actor (para Kevin Spacey), Mejor fotografía (no me extraña, el trabajo de Conrad L. Hall fue impecable), Mejor director y Mejor guión original.

americanbeauty

La voz en off nos cuenta, que Lester Burnham (Kevin Spacey) estará muerto en un año, pero hasta ese entonces él no lo sabe. Un hombre muerto que nos narra su vida durante el año anterior a su muerte. Una vida, por cierto, miserable. Es un hombre de mediana edad, casado con Carolyn (Anette Bening), quien es una clásica empresaria exitosa, adultera, que considera a su marido un completo fracasado. Mientras tanto su hija Jane (Thora Birch), los odia ambos, especialmente a su padre por ser un idiota xD. El momento más feliz en el día de Lester es cuando se masturba en la ducha cada mañana.

americanbeauty3

americanbeauty4

 

Su vida se llena de desesperación, con un eterno existencialismo del sin sentido, viendo fotos familiares de los viejos tiempos donde pareciera que la familia era feliz.

Por otra parte, al lado de la casa llegan nuevos vecinos, entre los que hay un muchacho extraño llamado Ricky Fitts (encarnado por Wes Bentley), quien tiene la extraña costumbre de portar una cámara de video a donde quiera que vaya, además de poseer un padre maltratador y muy bruto, el coronel Franks Fitts (Chris Cooper). Jane comienza a interesarse por el muchacho.

americanbeauty5 americanbeauty6

Pero entonces la desesperación de Lester llega a su fin cuando conoce a Angela (Mena Suvari), la mejor amiga de Jane y una suerte de Lolita de fines del milenio. El sentido de la vida, de la sexualidad, la pujanza de salir a tomar aire y conseguir un empleo extraño le vuelven a Lester, por medio de esta creciente fantasía.

americanbeauty2 americanbeauty7

Lo rico de la película es la relación entre el espectador y los personajes, que se logra establecer de buena manera, hay un desarrollo emocional de cada personaje, no me atrevería a llamarlo una evolución, puesto que no creo que se avance o se retroceda, pero sin duda cada personaje sufre sus propios cambios, sus inquietudes, enfrentados al ridículo de vivir en sociedad pero sin hacernos caer en las carcajadas baratas de las producciones de comedia actual; Frankfurter Allgemeine Zeitung dijo: “Al principio la película juzga a sus personajes duramente; luego, hace todo lo posible para devolverles su dignidad” (100 clásicos del cine Taschen Vol. 2, página 769)

Recomendable al 100%. Y nos quedamos con una ilustración del artista Masimo Carvenale y un pedazo del excelente guión de American Beauty:

582650_350136108395508_1575416934_n

“¿Recuerdan los carteles que decían: ‘Hoy es el primer día del resto de tu vida’? Pues eso es verdad todos los días. Excepto uno: el día en que mueres.”

 

Hace un tiempo, en medio de una inexorable sed de ver más y más cine, sin terminar viendo los bodrios de siempre, me encontré en con una de esas eternas y mal echas listas de 20minutos, sobre películas dramáticas, si no me equivoco. Así fue como llegué a las encantadoras Vírgenes Suicidas.

virgenessuicidas

Es un filme estadounidence del año 1999 (un buen año para el cine). Basada en la novela homónima de Jeffrey Eugenides, dirigida por Sofía Coppola, quien ganó premios de televisión (MTV movie) como mejor directora. Podemos inferir que la película es un buen ícono de la cultura pop de fines de los 90’s.

virgenessuicidas6

Ambientada en la década de 1970, narra las vivencias de un barrio residencial norteamericano (ya saben, de esos donde el periódico lo reparte un mini rufian en bicicleta, y las casas rodeadas de césped no tienen rejas); barrio en que vive la armoniosa y siempre correcta familia Lisbon; unos padres religiosos fanáticos que tienen 5 hermosas hijas de 12, 14, 15, 16 y 17 años (Cecilia, Lux, Bonnie, Mary y Thesere, respectivamente), las cuales son victimas de las fantasías precoces de los muchachos del barrio y la escuela.

virgenessuicidas2

La historia comienza con el intento de suicidio de la pequeña Cecilia, para lo cual, un especialista recomienda que Cecilia (y el resto de las chicas), tengan más actividades sociales (hay que mencionar, que estos religiosos estrictos no dejan que sus hijas hagan otra cosa que leer, coser, y escuchar discos e ir de la escuela a la casa y viceversa).

virgenessuicidas4

Entonces hacen una fiesta, una pequeña reunión, donde llegan un grupo de muchachos (uno de ellos es también un narrador, quien para su suerte, vive justo en frente de la casa de sus vecinas y puede espiar con su telescopio); la fiesta es todo un existo, pero entonces (SPOILER), la pequeña Cecilia decide consolidar lo que no había logrado anteriormente. La familia se triza, la historia se acelera.

virgenessuicidas7

Es una historia un poco lenta, no lo niego, pero no deja de poseer momentos intensos y muy ingeniosos, con la rebeldía de Lux, los horrendos vestidos para el baile de primavera, un hijo de puta noviesito de Lux, la extraña complicidad de las hermanas, la lejanía con los padres, la quema de discos roqueros, y lo que más me gustó: la hilarante estratagema de llamar por teléfono a las chicas, colocar la bocina junto al tocadiscos para que las enclaustradas pudiesen disfrutar de las deprimentes notas de Gilbert O’Sullivan… Alone again, naturally…

virgenessuicidas5

Una película ligera, con muchas rubias y muy deprimente, un final bien echo y con una extensión suficiente para no matarse ni morirse.

“Sentimos el encarcelamiento de ser una chica.”