Posts etiquetados ‘Cultura popular’

La pirámide de Ofelia.

Publicado: 06/11/2016 de bocadecenicero en Random
Etiquetas:, ,

Por la gran torpeza de la existencia humana, tuve que subir y bajar, del primer al segundo piso, por lo menos unas ocho veces, a la sexta vez ya estaba con un hematoma de rabia en el cuello. Pero se me seguían olvidando cosas, qué más desagradable. Más encima, cuando por fin me pude sentar, me di cuenta que estaba muy agitada y con la respiración a media capacidad. Tengo que dejar de fumar, me repito neciamente.

tengoquedejardefumar

Para mí sorpresa, luego de que se pasó el pequeño fenómeno asmatiforme que me atacó por unos segundos, estuve mucho rato pensando en qué texto moldearía con mis toscas palabras, llenaría de saliva mental un frasquito para su resguardo en una estantería llamada blog, y así en un futuro depositarlo en esta fuente mágica pantalla de computador, que le permiten a nuestro espacio precraneal revivir los textos una y otra vez.

t044dqup572792023d3ba230439646

Y me quedé divagando mucho rato, sobre la simpleza de las cosas. Y de como hay un millón de cosas que la gente dice que son difíciles, y mi experiencia aposteriori me demostró lo contrario.

Ejemplo, cuando aún era un huevo con patas, sin eclosión a la deprimente realidad, mi hermana mayor y sus compañeros me metían miedo respecto a la dificultad de los años venideros, academicamente hablando. Y año tras año me fui dando cuenta de lo imbéciles que eran esos sujetos.

Si viene siendo cierto que no todos tenemos la misma suerte, también es cierto que, de cierta manera muy mística, cada cual construye su propia suerte. Como vemos en esos carteles de mierda que hay en todos lados, llamándonos con una patética poesía a tomar las riendas, ser amos del destino. Dios santo.

duenos

Una vez con una profesora a quien llamaremos Ofelia, por loca, vivimos una situación muy particular. Resulta que unos cofrades de la clase, expertos en anarquía inconsciente, no habían echo los deberes que la maestra Ofelia nos había encomendado. Yo, en ese entonces tenía el cerebro aún hecho gelatina por las hormonas (y bien líquida la gelatina de ese entonces); le pregunto a la señorita Ofelia porqué hay gente que se resiste a hacer algo tan básico, tan simple, pienso ahora, que ni merecía la pena desperdiciar momentos bellos de la breve existencia reparando en el lenguaje que se supone que deberíamos tener según los estandarizados exámenes gubernamentales. Ella me observa un momento, seguro que pensaba en una respuesta profesóricamente correcta, políticamente divulgable e intelectualemente aceptable. No se le ocurrió nada mejor que decir “bueno… alguien tiene que barrer las calles, siempre habrá ese alguien que deba estar al fondo de la pirámide”. Y eso que Ofelia era sólo una de las pseudo liberales que arriaban el ganado, todas parecían ser igual de locas.

Me sorprendió el comentario, puesto que doña Ofelia es una declarada socialista, supuesta antisistémica de forma moderada, por supuesto, siempre y cuando la pedagogía estatal lo permita. No podemos ser amos de nuestro destino, perseguir nuestros sueños a como dé lugar. No, porque siempre habrá alguien barriendo calles, mal pagados, mal paridos, miserables de toda las clases, etnias, lenguas, credos y demases.

Como cada vez somos más los seres humanos que pisotean el planeta con sus insolentes pies de fenómeno bípedo, la pirámide se ha echo enorme, por lo que hay más espacio en las casillas para meter a más prole o a más privilegiados. Lo que venga primero. Ahora, con la digievolución de las sociedades, se puede, más o menos, pulular entre las casillas de la pirámide humana. un hormigueo constante que está desfigurando la figura. Un día no nos daremos cuenta, y la pirámide de los poderes se va a ir a la mierda, terminará siendo un dodecaedro desfigurado por las guerras, el hambre, el abuso y la basura. Sólo ese día se dieron cuenta de que deberíamos ser un círculo, esfera tridimensional, libe de esquinas prole y el ojo del dolar suplementando para los 180° de la desigualdad.

Me gustaría decirle a Ofelia, que ojalá nunca le toque barrer calles, tener salud estatal, y ni saber qué carajo es la pirámide.

Anuncios

Post apocapitalismico.

Publicado: 07/09/2016 de bocadecenicero en Random
Etiquetas:,

Hace unos días, para variar, estaba rabiando camino al trabajo, pensando en la inmortalidad del cangrejo y en lo mucho que odio a las viejas malvadas.

En mi entender todas ustedes son vergonzosamente ignorantes“, pensaba; me cuesta creer que aún no nos hemos empezado a matar todos a la vez, a ver quienes sobreviven al final.

Y no, no se trata de que sobrevivirá el más grande, es más feroz, no, eso es una estupidez, se trata de la guerra entre gente sana, deformes y sanos a los que quieren deformar

Les cuento. En ciertos sectores de la población en algún momento de la historia, las antiguas generaciones se vieron enfrentadas a una bomba atómica cultural que idiotizó a casi todos aquellos organismo XX y un cierto sector de los XY. Los organismos XX que lograron sobrevivir, por lo que supimos, después de presenciar los estragos de la catástrofe se dedicaron a construir un mundo mejor a futuro, y además, enfocaron una especial atención a la construcción de un dispositivo que se encargara de bloquear las bombas atómicas, para que nunca más volviese a caer una bomba de aquellas magnitudes, en tamaño y en consecuencias, la bomba más grande de la historia de la humanidad, que dejó una nube de radioactividad que afecto a miles de generaciones siguientes.

Pero claro, aún no les he contado las consecuencias.

Resulta que los organismos XX, comenzaron a presentar ciertos grados de alteración en sus capacidades mentales, para ser más específicos, comenzaron a carecer de éstas. Y para qué decir de las físicas, con decirles que algunos murieron pariendo bebés, cuando sabemos de casos donde llegan a parir como 15 hueones; se les deformaron las manos y el rostro, dejando a entender con estos rasgos tan distintivos a los otros organismos de la especie, que eran “inferiores”.

Con el paso del tiempo algunos XX fueron naciendo cada vez menos deformes, algunos inclusos unos perfectos seres “evolucionados”. Pero los XX mismo golpeaban al XX sapiens, lo atacaban a tal punto, que sus manos y su cara y su mente se volvían tan deformes como los de quienes recibieron de lleno la bomba atómica.

Esta “inferioridad” no parecía tan grave, más que mal si dejas algo feo al lado de lo bonito, lo bonito resalta y lo feo se oculta. Pero claro, la fruta podrida es la amenaza de las otras frutas. Una entidad comandada por organismos XY que no se vieron afectados por la bomba, veían con malos ojos a los XX, primero que nada, por la preservación de los buenos valores de la especie, segundo, porque, si bien el 80% de los XX habían sido afectados por la radiación, quedaba un detestable 20% que amenazaba la conservación del acomodado estilo de vida de los XY (más que mal, los XX afectados eran perfectos para ser explotados y torturados, valores que la humanidad acumula en los testículos, y que necesitan liberar a toda costa, porque o si no les duele), y tercero, los XX afectados, al parecer tenían una cura posible a la horrible enfermedad de la ignorancia.

Comenzó el odio a los organismo XX, los vergonzosamente ignorantes de la especie, no sólo fueron rechazados por los otros, sino que crearon una especie de conspiración global para hacer que además de odiarse, se volvieran aún más deformes, les crecieron enormes protuberancias por todas partes, la radiación hacía mutar enormes tumores cancerígenos que se alimentaban de ignorancia, de conformismo y debilidad mental, cuanto peor estaban las mentes, más protuberancias les salían, y para que nos se las rascaran o intentaran sacárselas, como animales tirándose los puntos de una operación, la entidad creó una súper pócima para que las protuberancias llenas de pus y cáncer les parecieran atractivas al público, claro, siempre y cuando no hubiesen organismo XX atraídos también por las protuberancias.

No existen las palabras para contarles lo horrible que quedaron algunos XX, cómo murieron unos, y peor aún, cómo vivieron otros; la humanidad extrañará por siempre los días anteriores a la bomba, no se olvida señores, no se olvida. Los organismos XX de hoy, en su mayoría han superado la deformidad, pero es una lucha constante, una lucha que parece no acabar, contra el gen del no entender, de las manos en la boca al hablar, de la mirada perdida, de creer que necesitan un XY para poder enfrentar la aburrida vida en la Tierra. A veces me pregunto, al ver sus caras deformes en la calle, esas caras de los que ya casi parecen seres humanos, o incluso de los que parece que hoy mismo les llegó la bomba de lleno en el rostro, si algún día, aunque sea por 24 horas, todo volverá a no ser y tendremos una superficie lisa y llana sobre nuestro planeta geoide, las jirafas serán pequeñas, y los hamsters enormes.

Internautas

Publicado: 17/07/2015 de bocadecenicero en Historias de interés, Opinión
Etiquetas:, , ,

Hace unos días salí al mundo real; y mientras la vida en la espera desaparecía, mi mente se perdía en un libro, pero me dolió la espalda al tener la cabeza hacia abajo, así que guardé el libro y desconecté el mp3, me quedé en completo silencio observando el espectáculo urbano. A mi lado había un muchacho rastafario, de esos de a de veras, un cabro que vivía al día, con todas sus posesiones en sí mismo; hacía formitas infantiles con globos largos, y los vendía a pequeños niños mimados que pasaban por la calle ilusionados con la idea tonta de tener un globo con la forma de Mickey o Peppa.

10615484_800022866684478_3661623115734855550_n

Ese pobre hombre hablaba hasta por los codos, hablaba puras tonterias, y tantas verdades, lo mucho que odiaba el sistema, lo injusto que es la economía actual, que la gente debería amarse y no odiarse, que le habían robado unos plumones caros, que el chileno promedio roba, pero no le roba a quien debería robarle. Mientras el balbuceaba, yo fumaba, asentía, sonreía con cortesía, el parecía que hablaba sólo, como si yo no estuviera ahí, a ratos dudaba de si estaba hablando conmigo, pero no había nadie más, aunque yo no existiera, me hablaba a mí.

yuLok7G

Entonces miré a mi alrededor y estaba esa gente, la que tú conoces, las señoras gordas amargadas, los hombres feos y con barriga, los adolescentes pavoneándose, los vendedores ambulantes y los establecidos, ese pobre diablo que te ofrece un paquete de tv, internet y telefonía móvil, niños berrinchudos, madres por accidentes, madres planeadas, niños de mierda asilvestrados, otros tiernos, todos horribles, lleno de un mar de gente con bolsas, ropa de mierda de marcas de mierda, y celulares, todos con esos celulares.

5dON35u

Me preguntaba ¿qué tanto hablan?, incluso yo, heredera de la era menssenger y parte de la gobernación facebook, me quedaba (y me quedo) en algún momento sin nada que decir, más que balbucear estupideces, y por eso renuncié y me creé un blog; ¿de qué mierda hablan? xD Mierda, seguramente, pero me llama demasiado la atención como todo el mundo se ha enviciado con una cosa tan extraña… whatapp.

10426633_644473565642572_2934541788382793511_n

El rastafario seguía en su delirio, contándole a todo el que pasaba por la calle que le habían robado sus plumones, yo parecía no existir aún más; todos con la cabeza mirando a un pequeño aparato que te lleva a un lugar más allá de la imaginación completamente alucinante, y que cabe en la palma sudorosa de la mano de dedos cortos de un chileno promedio. Ejercitando sin parar el pulgar, riéndose del último video viral, rogando porque el amor (de turno) de sus vidas se conecte y les envíe un mensaje, hablando con sus madres sobre la ropa sucia en casa, haciendo un grupo de discusión de tumblr, organizando el próximo carrete-elmejordetodos. ¿En qué piensan? ¿qué esperan?

Cada persona que pasaba con el SmartPhone en mano, cada vez más y más moderno, me hacía sentir como una jodida anormal, las calles se han vuelto un escaparate para lucir símbolos de estatus cada vez más idiotas, ¿un celular? ¿en serio?

551534_10152705684987304_1240553586237346076_n

Rastafario hablaba de lo humillante que era para él, un antisistema, tener que comprar en esa monopolizada Lapiz Lopes, la librería más indignante de la tierra. Yo pensaba que lo humillante era que la gente tuviera tarjetas de créditos para comprar esos celulares en mil cuotas, con dinero que no tienen, con dinero que no tendrán en sus miserables vidas asalariadas. Parecen felices de todas formas, se reían mirando la pantalla, se acercaban con curiosidad a comprar el paquete de internet móvil, le colocaban carcasas personalizadas de una compañía que fabricaba 10.000 de esas al día, se veían muy felices, ¿realmente les queremos quitar su felicidad? ¿Serían más felices en la utopía de los anti-capitalismo-sistema-economía-lamierdaquesea?

15

Tumblr a veces me cuenta que la gente hoy en día se queda hasta tarde hablando por el celular, y me cuenta que consumen una cantidad importante de energía eléctrica cargando sus aparatitos. Tumblr me ha contado lo mucho que le gusta a la gente este modo de vida… Facebook a veces me ha contado que si no tienes acceso a estas cosas, no eres nada, no existes. Me han contado lo mucho que el mundo necesita atención, y que esas cosas son perfectas… totalmente perfectas para ignorar a tu alrededor que suele ser una mierda, y perfectas para recibir esa carencia en las redes sociales… ¿Es tan malo entonces?

A ratos le hablaba a Don Rasta, pero no parecía oírme, ahí no existía en absoluto, entendí que él estaba muy sólo en una ciudad llena de gente, nadie conversaba con él, y Don Rasta parecía tener mucho que decir, me preguntaba entonces, si Don Rasta tuviera una acceso a una red social ¿Se aminorarían sus ganas de compulsivas de conversar?

lF1b2WP

Es una generación de gente que no vive el momento, porque el momento pasa a través de una cámara, si no lo captó un celular, no ocurrió, foto o fake, una foto es la máxima prueba de sus vidas, la selfie es la prueba definitiva de sus existencias. No me tomo una foto hace meses; no existo. Una generación completa que rellena sus datos personales para que todos sepan donde viven, donde trabajan, qué estudian, dónde estudian, hasta hay nuevas aplicaciones para mandar tu ubicación exacta en el mapa en tiempo real. Si no cumples este requisito, no estás en ningún lado, no estudias, ni trabajas; creo que nunca he revelado mi ubicación a un gps; no estoy.

¿Será tan mala la generación internauta? Miles de artículos (irónicamente en internet xD) criticando a esa vida, centenares de artistas visuales que hacen ilustraciones para que todos vean lo mala que es, gente que por el mismo celular opina que la familia-amistad-relaciones serían mejor sin los celulares xD… Quizá, sólo quizá, no sea tan malo…

Personas equivocadas.

Publicado: 17/12/2014 de bocadecenicero en Opinión
Etiquetas:, , , ,

Hoy no es domingo, así que no podremos hablar del maravilloso tema suicida que les teníamos preparado en la mente. Esperamos con ansias el día domingo para poder escribir, glommy sunday y demases.

Por ahora, como es un soleado miércoles en este lado del hemisferio, nos vemos en la obligación de usar rosa.

Un click a la siguiente canción.

Hoy por hoy en este país olvidado de la mano de la cultura llamado Chile, esta es una de las canciones de moda, grito y plata, lo último de lo new. Cuando yo me enteré de dicho acontecimiento, y posteriormente me vi en la tarea de ilustrarme sobre la canción (escucharla nada más), perdí toda la fe en la humanidad.

Personalmente nunca he escrito una canción, los intentos que he hecho para hacer una casi siempre son canciones de broma para cantárselas a mi gato. Nos tomamos en serio eso de hacer una canción, para introducirla al sobre saturado mercado de la música, uno de los mercados que más ha influido en el ciudadano promedio, y encontrar una que contenga una frase con las palabras “el mundo mundial”, nos deja sin habla.

He pasada al menos unas dos semanas pensando en la situación, “¿qué carajos tenía en la cabeza el equipo tras esa canción?”. Entiendo que siempre por estas fechas sale lo que se conocerá como el hit del verano y blablabla, hit que suele ser una mierda de canción de la cual nadie se acuerda hasta muchos años después cuando algún matinal de mala muerte de la tv hace una recopilación bailada de los hit del verano de los último 15 años, y todos se ponen nostálgicos al ritmos de esas pegajosas canciones de letras simplonas y melodía alegremente pegajosa.

Un ritmo alegre que hace feliz a millones, no podría ser tan malo.

Una felicidad que entregan a medias, es mucho mejor que una felicidad completamente ausente. Un simplón gozando de un éxito pasajero, es lo que hace al mundo girar. Money makes the world turn around.

“Mundo mundial”, no tiene razón de ser, no nos agrada, cada vez que la he escuchado en este soleado diciembre de vientos fríos me ha dado una urticaria mental que no logro expresar. Lo he pensado tanto, que he llegado a dudar un poco sobre qué es lo que realmente molesta de la canción.

Fue entonces que tuve una especie de epifanía, “¿por qué la canción le gusta a tantas personas?” a mí me daría vergüenza dedicar algo de este calibre, y probablemente la mitad de los pubertos en Chile ya se la hayan dedicado a algún ser ‘especial’ por ahí. Este “por qué”, no es un porqué de las razones en la canción en sí, si no que más bien un pensamiento que se comenzó a inclinar acerca de las canciones que le gustan en general a la gente, porque existe una probabilidad altísima de que la gente que sigue este hit, sea por lo menos un ochenta por ciento de las personas que seguían el hit anterior, y que seguirán el hit siguiente, es el mismo porcentaje que se ríen con las películas de Adam Sandler, el mismo porcentaje que probablemente en este momento esté vistiendo la ropa pirateada de las grandes tiendas, la última tendencia de la moda, el mismo porcentaje que cree que las 50 sombras de grey es una novela erótica excepcional, es el mismísimo porcentaje que muy probablemente lee a paulo cohelo y creen que es una gran revelación literaria, el mismo puto porcentaje que cree que Arjona es un “filosofo”, que ser autista significa ser solitario y que las cosas que dicen que son bajas en grasa los harán adelgazar. Y lo peor que a nivel general son un porcentaje alto, muy alto, más de lo que podríamos tolerar, superior al ochenta que dijimos al azar. Casi coinciden en ocasiones con los que reeligen a ciertos políticos.

1470009_10151977648355902_1940199612_n

De veras que es muy alto, son muchas personas, personas que se reproducen todos los días, que tienen hijos y nietos, que seguirán con la misma línea, y que hay cero intenciones de que las cosas cambien, de que seguirán creciendo exponencialmente como se muestra en la película postapocalíptica “Idiocracy”. Ellos, son el futuro.

Si son tantos ¿realmente está ‘mal’? Se me ha venido algo que leí hace mucho tiempo, “La mierda se come, billones de moscas no pueden estar equivocadas”

eat-shit

La imagen la encontré por casualidad.

Quizá, pensé, que la canción de la persona favorita, no era una mala canción, porque bueno, ¿cómo va a haber tantas moscas equivocadas?