Posts etiquetados ‘Eduardo Galeano’

Frase #78

Publicado: 01/06/2017 de bocadecenicero en Frases
Etiquetas:, , ,

A propósito de nuestra entrevista del otro día, nos quedamos con un pequeño desaliento (o un aliento, dependiendo de la perspectiva, pequeños posmodernos), con respecto al arte. Usted reflexione:

“-Lo único que yo sé es esto: el arte es arte o es mierda.”

-El libro de los Abrazos, Eduardo Galeano.

Frase #66

Publicado: 17/03/2017 de bocadecenicero en Frases
Etiquetas:, , ,

Aprovechando que nos estamos reencontrando, volviendo con el alma marchita y hueas, eterno retorno, revivir, resentir; nos quedamos con don Edward Hughes, quien nos alienta en un lejano abrazos en letra, le damos aliento fresco al blog, y todos los que quieren voces:

“Cuando es verdadera, cuando nace de la necesidad de decir, a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos, o por los ojos, o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada”

-El libro de los abrazos, Eduardo Galeano.

Frase #61

Publicado: 06/10/2016 de bocadecenicero en Frases
Etiquetas:, , , ,

Hoy tuve que entrar a un banco. Odio los bancos casi tanto como Ned Flanders odia a la oficina de correos. El sonidos de las impresoras, el contador de billetes, el olor a dinero, el olor a poder, los pelos con visos de las empleadas bancarias, el perfil de ejecutiva que va acompañado por un olor peculiar de labiales caros, máscaras de pestañas, medias y un curioso olor a tacón de mujer, tacón caro de mujer ejecutiva, tacón Gacel o Panama Jack, tacones caros de cuero puro. Un real asco estar ahí; en honor a esas ejecutivas y a los burócratas en general, nos quedamos nuevamente con una genial blablablarería de don Galeano:

“El burócrata es el hombre de madera, nacido por equivocación de los dioses, que lo hicieron sin sangre, sin aliento ni desaliento, y sin ninguna palabra que decir. Tiene eco, pero no tiene voz. Sabe transmitir órdenes, no ideas. Considera cualquier duda una herejía; cualquier contradicción, una traición. Confunde la unidad con la humanidad y cree que al pueblo, eterno menor de edad, hay que llevarlo de la oreja”

-Memorias del fuego III: El siglo del Viento, Eduardo Galeano

Frase #52

Publicado: 24/07/2016 de bocadecenicero en Frases
Etiquetas:, , ,

Es increíble la cantidad de páginas en facebook donde se mofan del feminismo, los neofeminismos, las feminazis, y cualquier otro movimiento igualitario ultra ovárico, no faltan los “yo estoy a favor de la igualdad, pero…”, no hay para explicar. A mayor luz, más oscura la sombra, en la época de la tolerancia siempre estará la ultra intolerancia. Nos quedamos con las reflexiones de una época en dónde ni pensaba en cosas con “Femi”:

“¿Qué ocurriría si una mujer despertara mañana convertida en hombre? ¿Y si la familia no fuera el campo de entrenamiento donde el niño aprende a mandar y la niña a obedecer? ¿Y si hubiera guarderías infantiles? ¿Y si el marido compartiera la limpieza y la cocina? ¿Y si la inocencia se hiciera dignidad? ¿Y si la razón y la emoción anduvieran del brazo? ¿Y si los predicadores y los diarios dijeran la verdad? Charlotte Gilman delira”.

-Memorias del fuego III: El siglo del Viento, Eduardo Galeano

Frase #46

Publicado: 03/07/2016 de bocadecenicero en Frases, Libros
Etiquetas:, , , ,

Hoy estamos llenos de un aire subversivo, anticapitalista, anarquista, feminazi, come guaguas, completamente antropófagos, así que  les traemos una frase con mucho picante para generar controversias imaginarias. Traído directamente desde las Memorias del Fuego III, de don Galeano (perdónenos la imprudencia, pero ni todo el dinero de derechos de autor del mundo puede competir contra el hecho de que el conocimiento debe esparcirse libremente, de lo contrario, no tendría sentido alguno generarlo), nos quedamos con una blablableria que alude directamente a la tierra donde tengo sentado el culo, Chile:

“Pinochet no es el primero en creer que la codicia está en la naturaleza humana y que así lo quiere Dios. Algún tiempo antes, el conquistador Pedro de Valdivia había intentado romper las comunidades indígenas de Chile. Desde entonces, a los indios les han quitado todo, a sangre y fuego todo: la tierra, el idioma, la religión, las costumbres. Pero los indios acorralados en sus últimas comarcas, condenados a la última miseria, hartos de tanta guerra y tanta estafa, persisten en creer que el mundo es una morada compartida”

-Memorias del fuego III: El siglo del Viento, Eduardo Galeano