Posts etiquetados ‘Ellen Page’

Siempre hay excusas para ver a Ellen Page en pantalla xD, el amor a las películas Marvel, la venganza contra un pedófilo, el embarazo adolescente, etc. Pero esta historia en particular, tenía un mérito extra, por basarse en hechos reales sobre tortura:

An American Crime, Crímenes Imperdonables, El Encierro, o simplemente Un Crimen Americano, es una película estadouniciana del año 2007, dirigida por un grupo comandado por Tommy O’Haver (dentro del grupo estaban: Lance Lanfear, Chad Rosen y Tessa Lyn Stephenson); co-escrita por Irene Tumer y Tommy O’Haver, cuyo guión se basó en un caso policial real acontecido en un suburbio del estado de Indiana, durante la década de 1960. La historia fue construida por medio de los relatos que los acusados y los testigos entregaron en el juicio por la muerte de la joven.

Al ser una película producida para televisión de presupuesto moderado, no causó gran impacto; aún así obtuvo una nominación a los Globos de Oro  Mejor Actriz de Miniserie o Película para TV y una nominación al Emmy a Mejor Actriz en Miniserie o Telefilm, ambas nominaciones fueron para Catherine Keener.

Es el año 1965, tenemos a las hermanas Likens, Sylvia (Ellen Page) de 16 años y Jennie (Hayley McFarland) de 14 años, quien sufrió de polio; son hijas de una pareja, Lester (Nick Searcy) y Betty (Romy Rosemont), quienes están adheridos la tradición de las ferias ambulantes. Suelen viajar con sus padres cuando se traslada la caravana, pero hay otras ocasiones en que la pareja no logra lidiar con el trabajo más la responsabilidad de ser padres (especialmente por los cuidados que requiere Jennie). Esta era una de esas ocasiones.

Lester, en medio de su apuro por dejar a las niñas con alguien para no perder la oportunidad laboral, conoce a la señora Gertrude Baniszewski (Catherine Keener).

La señora Baniszewski, era una mujer de 37 años, de muy precarios recursos, con seis hijos a su cargo, afectada por el asma, a penas sobrevive planchando para los vecinos y con el dinero que su ex marido, padre de sus primeros cinco hijos, envía de manera esporádica. Además, la hija mayor de Gertrude de 17 años, Paula (Ari Graynor), trabaja para ayudar con los gastos.

Para Lester, Gertrude es una completa extraña, pero aún así accede a dejarla a cargo del cuidado de sus hijas, a cambio de enviar 20 dólares a la semana, dinero que a Gertrude le vendría muy bien.

La convivencia en un comienzo es completamente normal, las chicas tienen casi la misma edad que los hijos de Gertudre, asisten juntos a la escuela y a la iglesia. Pero pronto las cosas se irán complicando para las hermanas y el estrés empieza a apoderarse de la señora Baniszewski; comienza con una ocasión en que el cheque de Lester se retrasó, por lo que Gertudre golpea a las chicas con una correa, luego siguen malos entendidos con los hijos, y como Jennie está medianamente incapacitada, Sylvia siempre acaba llevando la peor parte, llegando a extremos insospechados, donde toda una comunidad participará de las macabras torturas en contra de Sylvia.

Es una película entretenida, pero no es así como Woah!! Qué genial!!, no, como todas las películas hechas para televisión, son tranquilas, moderadas, creo que pudieron ser más crudas las escenas de las torturas… pero bueno, los maestros de la censura andan por todos lados.

La historia, claramente, quiere apelar a la compasión del espectador, pero también se muestra de una forma “neutral”, en ningún momento se sataniza a la señora Baniszewski, en ese sentido está bien lograda.

Lo único penca, (alerta de SPOLIER) es el momento del “climax”, típico que en las películas de crímenes, hay un momento clave, culmine, donde se salva o se muere, y creo que aquí la fantasía onírica, el viaje antiácido que se pega Sylvia, le quita un poco de poder al momento, como que se desinfla.

De todas formas, para ser una película encontrada con pinzas en los albores del cine gringo, está buena.

Cuando era joven, veía muchas película pirateadas que mi padre le compraba a un sujeto que se las vendías más baratas siempre que las comprara de a 10 o 15. Entre medio siempre iban películas muy what, y otras revelaciones interesantes, como esta gran cinta:

Hard Candy internacional y para argentino y españoles, “Dulce Venganza” para los venezolanos, y un vergonzoso “Niña Mala” para los mexicanos, es una película clasificada dentro del suspenso, del año 2005. Una producción independiente dirigida por David Slade y escrita por Brian Nelson.

La película contó con un presupuesto inferior al millón de dólares, ya que por su contenido altamente ‘controversial’, los creativos pensaron que la productora podría interferir. La banda sonora está compuesta en más de un 90% de sonidos ambientales y el rodaje se completó en 19 días (interesante para una película con una complejidad implícita).

En el Festival de Cine Fantástico de Sitges se llevó los galardones a Mejor Película, Mejor Guión y El Premio del Público.

Tenemos a una joven de catorce años llamada Hayley Stark (Ellen Page, me encanta ella), que en un chat de internet conoce a un fotógrafo llamado Jeff Kohlver (Patrick Wilson), un hombre de treinta y dos años, al tanto de las tendencia de los jóvenes y con un sospechoso actuar frente a una chica tan joven.

Durante tres semanas mantienen la amistad cibernética, hasta que llegan al acuerdo de que es hora de conocerse en persona, quedando de juntarse en un café llamado Nighthawks, conversando de sus supuestos intereses comunes.

Entonces, mientras hablaban de música y de un grupo llamado Goldfrapp, Jeff invita a Hayley a su casa, para escuchar la discografía completa en mp3. Pero claro, uno como espectador sabe que las intenciones son otras, y no necesariamente hablamos de Jeff.

Una vez en la casa de Jeff, él ofrece un par de cócteles con vodka, suben la música, y cuando el ambiente está propicio, le dice a Hayley que le gustaría fotografiarla en su estudio (muy profesional, por cierto); ella acepta, pero antes, se sirven otro cóctel preparado por Hayley.

Es así como la mente de Jeff se desvanece, y una vez que recupera el conocimiento, se da cuenta que está atado a una silla. De ahí en adelante comienza una seguidilla de torturas y maquiavélicos juegos por parte de Hayley, reprochándole a Jeff su gusto por muchachitas demasiado jóvenes.

Para ser una película estadounidense, distribuida por una productora relativamente “conocida”, es bastante potente, uno se espera este tipo de tramas por parte de las películas europeas o canadienses; posee una oscuridad diabólica muy interesante.

Estaba pensando además, que la venganza que propina Hayley está dentro de las mejores lecciones para abusadores que nos entrega el cine, no tan gore como la de la escritora cortapenes dispararectos, no tan cruel como “La piel que habito”, pero lo suficientemente cruda como para ser una venganza precisa.

Muchos de los detractores de la cinta, consideran que el motivo de Hayley es poco coherente y no posee la suficiente fuerza, para justificar las torturas que sufre Jeff…

Y sinceramente creo que eso proviene de parte de algunos que no se imaginan lo terrible que es ser abusado o ver como alguien cercano lo fue. Sinceramente si yo hubiese sufrido una situación como la de Hayley, probablemente habría hecho lo mismo, y peor. Es cuestión de perspectivas eso de la venganza ¿no?

Es entretenida, silenciosa (la falta de música se nota, pero no molesta), y lo mejor es que no decae en ningún momento.

“Intenté ser lo más inocente y retardada posible. ¿Cómo me salió?”

Como parte de un frío día, con las alergias atacando mi nariz y mi garganta, y las ganas de querer ir al baño, hoy vamos a compartir una película destrozada en la pantalla… literalmente escenas destrozadas en decenas de cuadros mostrados simultáneamente. Hablo de la canadiense:

tracey-fragments

Una maravilla al norte de Estados Unidos del año 2007, dirigida por Bruce McDonald (increíble que algo bueno saliera de alguien con ese apellido xD, es una broma, pueden reírse), escrita por Maureen Medved, basada en una novela  homónima de la misma Maureen.

tracey7

 

Protagonizada por una Ellen Page –aplausos, gritos, challa- alejada de la frivolidad de una mutante atraviesa-paredes y de una embarazada con pinta de lesbiana, aquí encarna a la señorita Tracey Berkowitz, una adolescente de 15 años, que se describe como una chica normal… que se odia a sí misma.

tracey

La historia transcurre con muchos cambios temporales, entre el futuro, el pasado y el presente, que nos intentan contar el drama de Tracey, quien anda por las calles nevadas de Canadá, desesperadamente buscando a su pequeño hermano Sonny (Zie Souwand) quien se ha perdido gracias a su desvarío animal: cree ser un perro sólo porque Tracey se lo dijo. Alucinante.

tracey2

Vemos la violencia doméstica a la que es sometida la protagonista, su miserable vida escolar, cómo logra divisar el peor lado de la ciudad en medio de su búsqueda, sus alucinaciones hormonales con Billy Zero, el afeminado y excéntrico diagnóstico de un psiquiatra incompetente (como todos…), la mezcla de la reflexión deprimente con la realidad asqueada; la desesperación por no encontrar a Sonny.

tracey3

Una maravilla de guión, no tanto por la historia, si no por los monólogos psicodélicos drogos que se pega Tracey de repente xD, tiene frases extraordinarias que los dejaran rascándose la cabeza, hasta que les salga sangre y se infecte o.o xD

tracey4

Me costó más que la mierda encontrarla en internet cuando la vi, así que mejor váyanse directo a la descarga. Aunque no sé, quizá un buen samaritano que se pasa por el culo los derechos de autor lo ha subido a algún lugar del cyber espacio.

tracey5

Recomendable 100%, eso sí hay que verla atento, lo rico de la peli son las imágenes (y los diálogos locos xD), para así poder capturar todos los fragmentos de cada escena, todos los fragmentos de Tracey…

tracey-fragments

 

 

“No me gusta el campo. Me da escalofríos. En el campo, los muertos viven en ciénagas…en zanjas y en tumbas poco profundas.Un tipo tira el cuerpo de una chica en una zanja. El cuerpo se pudre. Crecen flores donde yace el cadáver. De las flores salen semillas y una abeja chupa las flores para hacer miel. La familia de la chica compra miel en la tienda, y la familia se come a la chica.”