Posts etiquetados ‘Flema’

Algo que escuchar N°100: Recordar.

Publicado: 06/11/2016 de bocadecenicero en Algo que escuchar
Etiquetas:, ,

Fui a comprar cigarrillos, a sabiendas que no tendrían los Laramie 100, pensando en toda la gente que he conocido en la vida, me costó mucho recordarlos a todos; ¿habrá algún super humano, de esos que comen ampolletas o tallan figuritas en la punta de los lápices, que logre recordar a todos aquellos con quien, al menos, ha cruzado palabra?, y… ¿qué hay de esos que se acuestan con medio mundo? ¿los recordarán a todos? No me gustaría dejar de recordar, de recordarlos a todos. Disfrutemos la música.

Algo que escuchar N°66: Más ánimo.

Publicado: 14/08/2015 de bocadecenicero en Algo que escuchar
Etiquetas:, ,

En la actual sociedad de la mierda y el materialismo capitalista forevah’, uno cuando anda triste tiene que estar como santo pelota refigiandose en internet. Porque internet reemplazará al tibio contacto humano (cuando el internet sea como en Futurama, nunca más me verán en la vida real ajajaja). Así que para animar las caras triste, les traemos la sencilla canción de las cosas sencillas…

Corriendo con Satán

Publicado: 27/11/2014 de bocadecenicero en Historias de interés
Etiquetas:, ,

Una época de mi vida donde era aún más solitaria que de costumbre, pero no porque quisiera, en ese entonces mi padre era un déspota sádico que disfrutaba con el encierro eterno de este pobre gorrión olvidado de la inexistente mente de dios. Para mata el aburrimiento de miles de fines de semana sin nada que hacer en la habitación que debía compartir con mi horrorosa hermana mayor, me sentaba horas frente a un computador water, pero así onda windows 95 y hueas :v Como no teníamos internet aún, ponía el cd de un emulador de nintendo, en el que no se podían guardar las partidas, pero daba igual, como no tenía nada que hacer me la pasaba día y noche frente a la caja cancerígena ojal, mientras mi hermana fumaba como china pegada a la ventana para que el olor no la delatara con el señor déspota.

Me di vuelta el Kirby super Star, el Mario World 1 y 2, y el Donkey Kong country 1, 2 y 3; el resto de los juegos eran tristes sobras de algunas adaptaciones noventeras del Atari o algún juego asiático pervert que calentaría a un mormón virgen de 50 años, onda puzzles hentai o ecchi de monas culias que parecían dibujadas con paint xDDD unos intentos de Sailor Moon demasiado rídiculos.

La cosa es que después de unos cuantos fines de semana en donde ya me había vuelto una experta en el emulador, la piel se me había puesto muy pálida y el déspota ahora reclamaba que no salía nunca de la pieza. Y bueno yo también comenzaba a ver las cosas más pixeleadas que de costumbre.

En el closett se estaba llenando de polvo un skate practicamente nuevo que me habían regalado en una navidad anterior; y bueno, como estaba con toda la rebelión de adolecer en la life, un día me dispuse a aprender a andar en el aparatito ese. Iba a los estacionamientos del condominio donde vivía y era demasiado cul, porque el pavimento plano sin casi ningún auto por ser un condominio de gente culia que se aparecía solo en el verano, me paseaba de un lado a otro. Cuando me daba la osadía rebelión, salía del condominio y de la vista vigilante de mi padre y me iba a tirar por calles abajo en esos hermosos cerros aledaño a Agua Santa, Viña del Mar.

Mi hermana cuando le daba el espiritu de buena samaritana me prestaba su mp4, y con eso me entretenía mientras bajaba a toda velocidad, con la esperanza de que algún camionero de gasolina me atropellara o que chocara con alguien interesante. Nunca pasó nada, ni siquiera aprendí algún buen truco, supongo que mi gusto era bajar a toda velocidad y de vez en cuando pararme en dos ruedas; igual es un bonito recuerdo.

Hace poco encontré una canción en los rincones empolvados de mi masa gris, una canción que escuchaba en cuarto básico en un discman :v en los cd’s que me había restado una amiga media punk de mi hermana; y que años después la retomé para ponerla en el mp4, Una joya de mi memoria y me recuerda lo mucho que me gusta la música esa que mete bulla no más. Saludos, aquí con fiebre y un gatito odioso.