Posts etiquetados ‘Peliculas adolescentes’

Pongámosle play a Katy Rose… Overdrive:

Abril de 2004, cuando se pensaba que el género de películas adolescentes con eternos estereotipos y mucho rosa, chicas fabulosas, matados y del montón, ya estaban pasadas de moda, muy ochentero y embarrado de los noventa. Y entonces, entremedio de las cenizas de miles de producciones aparecen los destellos de Means Girls, Chicas Creídas o Chicas Pesadas.

Film dirigido por Mark Waters, escrito por Tina Fey, guión basado en la novela “Queens Bees and Wannabes” de Rosalind Wiseman. Protagonizada por la muñeca rota de Disney, Lindsay Lohan, quien ya había probado fórmula con Waters en Freaky Friday (Un Viernes de Locos).

Es normal que los padres vayan a dejar a los hijos el primer día de clases, pero no para Cady, quien es una muchacha de 16 años que recién tendrá su primer día de clases, debido a que sus padres son zoólogos y ha pasado los últimos 12 años de su vida en África, siendo educada en casa. Así que se va llena de entusiasmo y esperanza a la preparatoria.

Evidentemente su primer día es un desastre sin precedentes, dejándola con ganas de volver a su amada África donde la sabana es mucho menos hostil que la escuela; Sin embargo sus días ven el sol cuando conoce a un par de desadaptados llamados Janis Ian (Lizzy Caplan) y Damian (Daniel Franzese) demasiado gay para funcionar; quienes la incluyen en su pequeño grupo y le enseñan a sobrevivir en la jungla de la prepa; y además le hablan sobre quienes debe cuidarse: Las Plasticas.

Las Plásticas son un trío sensual de chicas populares, compuesto por la chica más tonta de toda la escuela, Karen Smith (Amanda Seyfried), por una ejecutiva y chismosa Gretchel Weiners (Lacey Chabert) Por eso su cabello es tan grande, está lleno de secretos… Y el demonio en forma humana: Regina George (Rachel McAdams). El trío más malvado de la prepa…

Ya como Cady es una salada de mierda, cae en las redes de las Plásticas al pasar junto a ellas en la cafetería. Es así como Janis la convence de que se junte con las Plásticas y en secreto con el dúo dinamita, para burlarse de las cosas que digan el trío. Cady, como una buena y sumisa salvaje, acepta.

Paralelamente, en la clase de matemática avanzada, Cady conoce a un chico de tercero de prepa, el siempre sensual y codiciado Aaron Samuels (Jonathan Bennett), quien, para desgracia de Cady, es el ex novio de Regina, y ya saben lo estrictas que son las reglas de la femeneidad con los exnovios.

Pero entonces, en una fiesta que el mismo Aaron da en su casa para Halloween, Regina, más que  enterada del interés de Cady por Aaron, lo besa en frente de ella. Cady se superdeprime, y va donde Janis y Demian a llorar… aquí comienza el jugoso plan que fraguan para hundir a la acorazada Regina George, alejando a Aaron Samuels, eliminando su buen físico y destruyendo su ejército de taradas (Gretchel y Karen).

Sí, lo sé, es la historia más estúpida de la vida xD. Pero no hay que precipitarse, si analizamos bien la cosa, tiene mucho de que agarrarse. De partida, porque es una comedia muy bien pensada, el tipo de humor que tiene es muy especial (ya no hacen películas así TT-TT), tiene una traducción latina impecable (de esas que ya no hacen -.-), o sea en esa escena (SPOLIER) donde están pidiendo disculpas públicas y aparece la rubia esa con su “quisiera hacer un pastel de abrazos besos y amor” Conchetumare, esa huea es para morirse, recagarse de la risa.

Tiene un millón de elementos interesantes, ¿Quién no quiso tener un libro del mal alguna vez?, yo por lo menos sí jajaja. Y lo más llamativo, es que tiene decenas de personajes, y todos, hasta el más insípido logra ser bien desarrollado, no sé como lo hicieron xD, pero es cuático como logran desarrollar a todos los principales, y meter entre medio un montón de gente X, que al final uno los recuerda igual (Emma Gerber y Jessica Lopez, tsss no son nada, y uno igual sabe toda su vida xD), es un humor para todos los gustos, o por lo menos para una amplia gama.

“Los Miércoles usamos Rosa”

Anuncios

Ken Park (2002)

Publicado: 27/06/2015 de bocadecenicero en Películas
Etiquetas:, , , ,

Estoy en pleno convencimiento de que antes de morir, hay que disfrutar de la mayor cantidad de delicias mundanas que nos ofrece la vida. Entre esas, mirar todas las películas que se puedan, de todos los géneros, países, etc. En esa insaciable búsqueda, es donde me he encontrado con interesantes descubrimientos… hoy iremos con algo más real, así podemos seguir con de nuestros guionistas favoritos: Harmony Korine, que en esta ocasión nos ofrece Ken Park.

Ken-Park-Larry-Clark-Ed-Lachman-Gianni-Rossi-Revolver-Poster-1

Año 2002, y la fusión ganadora del guión de Harmony con la dirección de Larry Clark, termina por parir un filme controversial (muy al estilo de estos dos), sobre la vida de un grupo de jóvenes inmersos en el mundo de skate-board.

Se dice que Korine basó gran parte de la película en experiencias que el mismo vivió siendo un skater, y le plantea la idea al señor Clark, quien también tuvo una turbulenta juventud; sin embargo, la película nace como un resultado de dos antecesoras: Bully y Kids, sólo que ahora se van a la mierda con las escenas de sexo explícito, y muestran un lado aún más crudo de lo que significa ser una adolescente desorientado en una sociedad enferma.

original

Tenemos un grupo de jóvenes en la ciudad de Visalia, centro de California.

Basura blanca en medio de sueños frustrados; un chico pelirojo que se mata en un campo de skate, ante la mirada de otros muchachos.

Un jovensuelo repugnante, pubertoso de pelo tieso que se además de tener a una novia de ensueño masculino, se da el placer de serle infiel con su suegra. La madre, eterna rival de la juventud de su hija, no parece molesta con los cariñosos momentos junto a su yerno.

kenpark

Una libertina sexual escondida de su padre bajo la facha de una buena cristiana, en los momentos que su ojo de gran padre no pesa sobre su persona, se libera a los placeres que conlleva la plenitud hormonal.

Un pobre chiquillo que sale a flote en medio de la vida hostil urbana, tiene una familia miserable y un padre tirano.

Un psicopático consentido criado por sus adorables abuelos, que se masturba mientras se asfixia…

Esto es Ken park, un popurrí incontrolable de hormonas, de drogas, de todo aquello que rodea a ciertas juventudes desenfrenadas.

Con el mundo del skate, los grupos hardcoremo que decoran las paredes, una tribu urbana sin ideología, sin bandera ni himno. Simplemente pararse arriba de un pedazo de madera para olvidar la existencia.

ken-park-08

Con el constante sello característico de las películas de Clark y Korine: la realidad de sus personajes. Porque son personajes tan de la vida, que llegan a traspasar las barreras de la irrealidad; muchos penes y sudor, gente que no se baña y caras feas, una película que tendenciosa, provocadora, busca el asco, desprecia la belleza del cine convencional… y lo logra…

Recomendable… sí, ¿por qué no?

Los chiquillos norteamericanos, anteriores a la generación X (aunque parte de esta generación también pudo experimentarlo), vivieron el horror de las diversas propuestas cinematográficas orientadas a la juventud adolescente del momento, que iban desde tétricas matanzas en los estados del sur, hasta películas que te provocaban pesadillas con un Travolta de pene abultado y voz aguda cantándole al amor con trapos de Elvis. Miedo…

Pero entonces eclosiona un film, por allá por 1985, que muchos consideran como “el trabajo definitivo del género”.

The Breakfast Club, o bien en su traducción latina, El Club de los Cinco, es una película escrita y dirigida por John Hughes.  Muy sobria, con un presupuesto de 1 millón de dólares, se convirtió en éxito de taquilla, llegando a recaudar 45 millones en Estados Unidos, y 51 en todo el mundo.

Es una película aclamada por la crítica y el público (al fin se ponen de acuerdo), con una frescura del 90% en Rotten Tomatoes; La Revista Cinemanía, en 2005 tuvo un especial de “50 mejores películas de los 80”, donde superó a fuerte competidoras como el Retorno del Jedi y ET. La Revista Empire en 2008, la metió dentro de su selección de “500 mejores películas de todos los tiempos”, y el New York Time hace lo mismo dentro de su selección de las mejores 1000.

Pero bueno, no hay que esperar a ver escenarios apoteósicos y estrafalarios; mas que mal, toda la película transcurre un día Sábado 24 de marzo; un día de detención, un castigo común en las secundarias gringas, donde los que se portan mal tienen que fermentar por horas sentados escribiendo ensayos.

La historia comienza con cinco jóvenes de la Shermen High School, de distintas clases sociales, con distintas educaciones, formas de ver el mundo, apreciaciones de la realidad y proyectos futuros; son encerrados en la biblioteca para que cumplan su castigo.

Cinco jóvenes que representan a diversos estereotipos de la sociedad adolescente: Allison Reynolds, encarnada por Ally Sheedy, es la irresponsable freak, un caso mental para los muchachos, un caso perdido para los adultos; Andrew Clark (Emilio Estevez) el clásico deportista, ¿qué sería una película adolescente sin el deportista?; John Bender (Judd Nelson), el delincuente juvenil que genera todo el conflicto en la trama; Brian Johnson, un nerd, encarnado en Anthony Hall; y por último, una bella y glamorosa Molly Ringwald en el papel de Claire Standish.

Obligados a estar ocho horas juntos, los jóvenes presos de la crisis de la edad, experimentan un acercamiento, para darnos a entender a nosotros los espectadores, que son más que simples mortales estereotipados, son chicos con problemas en casa, con presiones, con toda esas cosas que atormentan a los chicos del primer mundo.

A pesar de tener 30 años, es una película que todo adolescente ‘debería’ ver, porque la sociedad es muy lenta y las cosas no han cambiado mucho desde entonces; una revelación para muchas generaciones; se habla de sexo, se habla de disfuncionalidad familiar, los chicos se drogan, un verdadero cumpleaños de monos ensalsado con esto de la búsqueda personal, una especie de grupo de apoyo, el club de los cinco termina siendo una radiografía de una sociedad enfermiza, una crítica al sistema educacional, como la brecha generacional entre educadores y estudiantes, termina cagandole la vida a muchos muchachos. El no encajar, el encajar demasiado, sin duda es una película que se disfruta desde las diversas aristas de la que se quiera mirar.

Ahora bien, lo único que me parece muy extraño, y que no logro comprender aún (aquí viene un SPOILER), es el hecho de… es que… porqué mierda Allison, la chica rara, termina de novia con Andrew, es la parte más absurda de la película; digo absurda porque entendí que el chico malo Bender, acabara de buitre ante la princesa Claire y terminan con implícita cita sexual futura, pero no sé, si hay algo que apesta en las películas son los romances raros, y si hay algo peor que eso, son los romances raros forzados, porque a un espectador como yo, le termina dando vergüenza ajena la escena del beso del romance forzado y sin desarrollo previo.

Fuera de eso es una excelente película, muy tranquila, graciosa, con un soundtrack impecable (la pegajosa Don’t you…), se disfruta.

“Ninguna vida familiar es satisfactoria. Si no fuera así, la gente se quedaría a vivir con los padres para siempre.”

Y cuando digo y vuelvo a decir que 1999 fue un año único para las películas, es que realmente fue un año demasiado genial xD. Y aquí nos quedamos con una de las experimentaciones del cine que más nos marcaron: Jawbreaker.

jawbreaker

O bien conocida como “El Caramelo asesino”, “Bromas que matan” o “Juegos Peligrosos”, es una film estrenado el 19 de febrero de 1999 -challa, globos y serpentina-, dirigida por Darren Stein,una de las películas más recordadas de los noventas en pleno auge de las conocidas películas “adolescentes”, sin embargo, su temática extraña la deja en un limbo entre la comedia negra y el drama weird.

jawbreaker8

Cuatro amigas, (tienen que ser cuatro), las chicas populares, de las mayores y más altas castas dentro de la Reagan High School; es el día de cumpleaños de la más talentosa, carismática, bella e inteligente de las 4: Liz Purr (Charlotte Ayanna), y sus amigas: el demonio en forma humana, Courtney Alice Shane (encarnada por Rose McGowan), Marci Foxx, la autoproclamada Foxy (Julie Benz), y la mejor amiga de Liz Julie Freeman (Rebecca Gayheart); deciden jugarle una broma de cumpleaños “secuestrándola” y encerrándola en el portaequipaje del auto de Courtney. Las cosas se van a la mierda cuando abren el portaequipaje, con las mañanitas del cumpleaños y todo, para descubrir que Liz está muerta, porque a su torpe amiga Courtney se le ocurrió la brillante idea de amordazarla, no sólo con cinta adhesiva, si no que también dentro de su boca metió esos curiosos dulces enormes y duros conocidos como “rompemuelas”.

jawbreaker1

jawbreaker2

Las chicas entran en pánico; Courtney, en medio de un ataque de malicia y extraño sentido de la moral, sumado al miedo de ir a la cárcel, decide crear un malicioso plan, con coartada y todo, devolviendo el cuerpo, para que pareciera que Liz fue violada y asesinada. Pero cuando las chicas están devolviendo a Liz a su cama y planeando la coartada, no contaban con que la maestra enviaría la tarea de Liz (por faltar a clases), con la insulsa e inadaptada Fern Mayo (Judy Greer), la clásica ñoña bajo tierra en las castas sociales, con un aspecto de Carrie (la perfecta inadaptada), quien admira de una manera muy lésbica, a mi gusto, a su senpai Liz. Entonces Fern descubre que Liz a muerto, y para que no hable con nadie, Courtney la chantajea y le promete el sueño malibú de ser una del grupo popular, cambiado su nombre a un seudónimo más prometedor que Fern, Violeta.

jawbreaker3 jawbreaker7

Es así como Courtney logra salirse con la suya por un tiempo, creando una coartada, haciéndole creer a los detectives que Liz era una ninfómana empedernida, que se acostó con un hombre (interpretado por Marilyn Manson), cuando en realidad ella lo izo ._.

jawbreaker5 jawbreaker6

Es una película muy extraña, o sea, todo el tiempo el espectador está confuso por el echo de que Liz murió, muchos creen que todo es una broma y que Liz está viva por medio de alguna huea mágica, pero no, Liz está muerta, y Courtney la mató.

jawbreaker4 jawbreaker9

Una película que marcó época, que inspiró diversas escenas en películas posteriores (su caminata del mal quedó completamente marcada en el cine y el inconciente cinéfilo):