Posts etiquetados ‘Películas de suicidas’

Que sera, sera, whatever will be, will be, the future’s not ours to see, que sera, sera♫♪ Bonita canción para esperar que un cometa te mate, o incluso mejor, para animar a una desfiguradilla muchacha desequilibrada en confinamiento solitario; esto último es una genial escena que nos ofrece Girl Interrupted.

Viajamos nuevamente a ese maravilloso y excitante año, 1999, año en que se estrenaba Inocencia Interrumpida, película germano-estadounidense, dirigida por James Mangold y escrita por Susanna Kaysen, James Mangold, Lisa Loomer, Anna Hamilton Phelan, basada en la novela homónima de memorias de la misma Sussana.

Película muy mal vista por la crítica, sin embargo, la señorita Jolie, fue galardonada con tres estatuillas por este film: Mejor Actriz de Reparto (Oscars 2000), Mejor Actriz de Reparto (Globos de Oro 2000), Mejor Actriz de Reparto (Premios del Sindicato de Actores).

Es el año 1967, y una joven aspirante a escritora de 18 años llamada Sussana (muy sutil de parte de la autora) papel adoptado por la extraña Winona Ryder; una confundida muchacha que “ha intentado suicidarse”, tomando un frasco entero de aspirinas con una botella de Vodka.

Sumado a ello, se nos cuenta que Sussana mantuvo una relación con un hombre casado, que resulta ser su profesor de literatura.

Es así como termina en el hospital psiquiátrico Claymoore (bajo el eufemismo de clínica de reposo); entra con el diagnóstico de Trastorno de Borderline y conducta promiscua (obvio, si es en una dama, claramente es patológico).

Y como al público nos encantan las tramas tipo fraternidad malibú, tenemos a todo un elenco de locas que se pasan a formar parte del círculo cercano de Sussana dentro del Hospital:

Lisa Rowe (Angelina Jolie), co-protagonista, una sociópata (orgullosa de su poco común diagnóstico en mujeres), agresiva y rebelde, tiene un largo historial dentro del hospital, además de tener esa encantadora característica, que poseen los locos de su calibre, de atraer a la gente de su alrededor. Sussana en un momento acaba siendo su mejor amiga tras caer en las tretas mentales que pone la señorita Lisa.

Daisy Randone (la increíble Brittany Murphy, Q.E.D.P.), adicta a los tranquilizantes y los laxantes, con un trastorno similar a la bulimia, que la lleva a comer enormes cantidades de pollo frito, y esconde los restos bajo su cama. Es una de las más trastornadas que sale en la película.

Georgina Tuskin (Clea DuVall), mentirosa compulsiva patológica, soñadora, amante del Mago de Oz, es la compañera de cuarto de Sussana.

Polly Clark (Elisabeth Moss), no es muy especificado su trastorno, es algo así como una persona muy infantil, y el hecho de que tenga gran parte del rostro quemado, le provocan un desequilibrio importante en su conducta.

Janet Webber (Angela Bettis, impecable ella), es una anoréxica –el cuerpo de Bettis es perfecto para el papel-, que anda de vez en cuando con las chicas; memorable su frase de: “treintaicinco kilos es el peso perfecto!!

Es una película sobre un psiquiátrico (mi tema favorito), una película de cómo muchas veces la locura pareciera ser un estado de voluntad propia, con eso de Sussana enloqueciendo por cuenta propia, o Lisa volviendo una y otra vez en un eterno círculo vicioso. Problemas del primer mundo de las ricas blancas, decían por ahí.

Recuerda en ocasiones a “Alguien voló sobre el nido del cuco”, pero más que nada por la crítica básica que ambas películas comparten: el psiquiátrico como una institución ficticia, con males ficticios, y de cómo la aventurada psiquiatría moderna no ha avanzado mucho en eso de conocer la mente humana; en el caso de Inocencia Interrumpida se ve claramente en las escenas de Polly, cuando ella se siente muy musical y no la dejan interactuar con los instrumentos, sólo porque la rutina impuesta no calza con su deseo.

En las películas de este tipo siempre se cuestionan los métodos, a fin de cuentas ¿qué es alguien loco?; si no encajas, estás loco, así de simple.

Hay muchos sitios que, de manera muy derp, clasifican a esta película con la temática LGTB, y todo porque (SPOILER), en una escena de juerga, Lisa besa a Sussana… y es el beso más insípido de la vida… creo que es una tontera clasificar a la película por esa línea, siendo que tiene muchísimo más que ofrecer. El beso podría significar una expropiación de la voluntad de Sussana; Lisa reafirma su superioridad social basada en quién sabe qué, con la provocación oral, un beso robado es la voluntad robada. Algo así como una violación extraña que le suma puntos a la locura.

Ahora bien, si la analizamos con cuidado, no es una “buena película”; según la internet cinéfila, las actuaciones no son del todo buenas; no es la mejor película de Winnona, ni la mejor de Angelina, ni la mejor de Brittany, ni la mejor de Bettis… pero, sigue siendo un tremendo elenco, con una historia muy jugosa, que, en mi humilde opinión, quizá no se supo desarrollar en todas sus aristas. De todas formas es una película divertida, con mensajes precisos, el final es un poco extraño y el personaje de Daisy para mí, se lleva todos los aplausos, muy bueno ese personaje (we miss you Brittany).

Nos quedamos con el diagnóstico de Sussana:

“- Desorden Fronterizo de la personalidad. lnestabilidad de la propia imagen, relaciones y humor. lnseguridad de metas. lmpulsos autolesionantes como el sexo casual. Me gusta eso. ‘Negación social y una actitud generalmente pesimista a menudo observada’. Sí, así soy yo.
– Así somos todos.”

Anuncios

Hace un tiempo, en medio de una inexorable sed de ver más y más cine, sin terminar viendo los bodrios de siempre, me encontré en con una de esas eternas y mal echas listas de 20minutos, sobre películas dramáticas, si no me equivoco. Así fue como llegué a las encantadoras Vírgenes Suicidas.

virgenessuicidas

Es un filme estadounidence del año 1999 (un buen año para el cine). Basada en la novela homónima de Jeffrey Eugenides, dirigida por Sofía Coppola, quien ganó premios de televisión (MTV movie) como mejor directora. Podemos inferir que la película es un buen ícono de la cultura pop de fines de los 90’s.

virgenessuicidas6

Ambientada en la década de 1970, narra las vivencias de un barrio residencial norteamericano (ya saben, de esos donde el periódico lo reparte un mini rufian en bicicleta, y las casas rodeadas de césped no tienen rejas); barrio en que vive la armoniosa y siempre correcta familia Lisbon; unos padres religiosos fanáticos que tienen 5 hermosas hijas de 12, 14, 15, 16 y 17 años (Cecilia, Lux, Bonnie, Mary y Thesere, respectivamente), las cuales son victimas de las fantasías precoces de los muchachos del barrio y la escuela.

virgenessuicidas2

La historia comienza con el intento de suicidio de la pequeña Cecilia, para lo cual, un especialista recomienda que Cecilia (y el resto de las chicas), tengan más actividades sociales (hay que mencionar, que estos religiosos estrictos no dejan que sus hijas hagan otra cosa que leer, coser, y escuchar discos e ir de la escuela a la casa y viceversa).

virgenessuicidas4

Entonces hacen una fiesta, una pequeña reunión, donde llegan un grupo de muchachos (uno de ellos es también un narrador, quien para su suerte, vive justo en frente de la casa de sus vecinas y puede espiar con su telescopio); la fiesta es todo un existo, pero entonces (SPOILER), la pequeña Cecilia decide consolidar lo que no había logrado anteriormente. La familia se triza, la historia se acelera.

virgenessuicidas7

Es una historia un poco lenta, no lo niego, pero no deja de poseer momentos intensos y muy ingeniosos, con la rebeldía de Lux, los horrendos vestidos para el baile de primavera, un hijo de puta noviesito de Lux, la extraña complicidad de las hermanas, la lejanía con los padres, la quema de discos roqueros, y lo que más me gustó: la hilarante estratagema de llamar por teléfono a las chicas, colocar la bocina junto al tocadiscos para que las enclaustradas pudiesen disfrutar de las deprimentes notas de Gilbert O’Sullivan… Alone again, naturally…

virgenessuicidas5

Una película ligera, con muchas rubias y muy deprimente, un final bien echo y con una extensión suficiente para no matarse ni morirse.

“Sentimos el encarcelamiento de ser una chica.”

Estuve recordando cosas tristes, momentos en los que me dedicaba a buscar películas sobre suicidas (algo como On The Edge, o algo así) Y me encontré con el film Wristcutters: A love Story (2006)

wristcutters

Dirigida por el señor Goran Dukic, esta pequeña producción narra la historia de una especie de mundo postmortem, una estación donde llegan todos los suicidas (al menos no les pasa lo que dicen que pasa en Bettlejuice, donde los suicidas están condenados a ser funcionarios públicos).

Reconozco que no le tenía mucha fe a una producción de un presupuesto de 1 millón de dólares que sólo recaudó 450 dólares. Pero a pesar del bajo presupuesto y los pueriles efectos especiales, es una producción que logra cautivar a los adictos a las historias de desgracias cómicas, de suicidas nihilistas, cosas por el estilo.

wristcutters6

La historia comienza con el joven Zia (Patrik Fugit), quien se ha suicidado porque rompió con su novia y para él la vida carecía de sentido. Pero se da cuenta entonces que el suicidio no era tan esperanzador como creía, posterior a su muerte se ve atrapado en un nuevo mundo aún más deprimente, donde tiene un empleo miserable, una casa miserable, y una vida eterna miserable en medio de un mundo desesperanzado lleno de ex-suicidas.

Se hace amigo de un músico ruso llamado Eugene (Shea Whigham), quien vive con toda su familia, porque todos se suicidaron.

wristcutters7

Pero entonces, para Zia los días de desesperanza parecían haber acabado cuando se entera que su ex novia también ha llegado al desértico mundo en el que se encuentran.

Comienza entonces una travesía en el auto de Eugene en busca de la ex novia de Zia; entremedio se encuentran con una viajera llamada Mikal (Shannyn Sossamon) que dice que está buscando a los responsables de ese lugar para hablar con ellos ya que ella llegó ahí por “error”.

wristcutters2

Es un viaje fascinante a lo más deprimente del ser humano, cuentan muchas historias de como llegan los diversos personajes ahí. Como dije, para ser una producción con muy mal presupuesto, se levanta de manera muy digna.

Elementos interesantes de la película: En el mundo de los suicidas no hay estrellas, las normas sociales parecen funcionar como el mundo de los vivos, el auto de Eugene tiene un agujero negro bajo el asiento (efectos de mierda, pero igual es divertido), de vez en cuando se puede “hacer magia”, y lo más llamativo: no se puede sonreír.

wristcutters1

Es una película tragicómica para verla un día relajado, no esperes encontrarte con una gran maravilla, sin embargo uno se lleva gratas sorpresas y saca más de una risa, además de que entrega otra visión de lo que ocurre con nosotros después de la muerte… o más bien después de matarte.

wristcutters4