Posts etiquetados ‘Películas LGTB’

Volvamos al encanto de la maravilla histórica, 1999, un año épico para el cine en todo el maldito mundo:

En dicho año nace Todo sobre mi madre, una cinta española/francesa de 101 minutos de duración, escrita y dirigida por Pedro Almodóvar, nos lleva a un mundo diverso lleno de mujeres de las más variadas especies. El título de la película hace alusión a la película de 1950 “All about Eve” (“Eva al denudo”), una película que aparece en la cinta en una televisión al comienzo del film, una de las tantas referencias cinematográficas que posee la cinta.

Una película icónica de España, del mundo LGTB (más que mal Almodóvar es un conocido ícono gay :v), con grandes elogios por parte de la crítica, siendo ganadora de muchos galardones:

-Premios Óscar: Mejor Película Extranjera.
-Globos de Oro: Mejor Película de Habla no Inglesa.
-Festival de Cannes: Mejor Director, Premio Ecuménico.
-Premios Goya: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz (Cecilia Roth), Mejor Dirección de Producción (Esther García), Mejor Montaje (José Salcedo), Mejor Música Original (Alberto Iglesias Miguel Rejas), Mejor Sonido (José Antonio Bermúdez, Diego Garrido).
-Premios César: Mejor Película extranjera.
-Premios del Cine Europeo: Mejor Película, Mejor Actriz, Premio del Público.

La historia comienza con Manuela (Cecilia Roth), trabaja como enfermera en un hospital de Madrid; es una madre amorosa que ha dedicado su vida a su hijo Esteban (Eloy Azorín), un muchacho que desea ser escritor.

Para celebrar su cumpleaños número dieciocho de su hijo, Manuela y Esteban van a ver una obra teatral sobre “Un Tranvía Llamado Deseo”. Al finalizar la función, Esteban tiene muchas ganas de pedirle un autógrafo a la actriz Huma Rojo (Marisa Paredes), y a pesar de que está lloviendo mucho, su madre permite que él vaya tras el taxi de la actriz.

En medio de la maniobra buscando un autógrafo que nunca obtiene, Esteban muere. Su madre queda desconsolada.

Esteban había dejado escrito el mismo día de su muerte, un borrador de guión titulado “todo sobre mi madre”, entre las notas que habían, decía que le hubiese encantado conocer a su padre, saber quién era la otra mitad de las fotos que su madre había roto dejando un vacío.

Bajo la premisa de la nostalgia, Manuela se va a Barcelona, lugar donde conoció al padre de Esteban, para superar un poco la pena y reencontrarse con su pasado. Pero antes de poder dar con el paradero del padre de Esteban, Manuela se encuentra con una vieja amiga, una prostituta transexual conocida como la Agrado (Antonia San Juan), quien se ganó su merecido apodo por querer hacerle agradable la vida a todo el mundo.

Paralelamente, Manuela vuelve a ver la obra del tranvía, y por las cosas de la vida, se hace amiga de Huma, incluso termina actuando dentro de la obra.

Por medio de la Agrado, conoce a la hermana Rosa (una jovencita Penélope Cruz), que para sorpresa de Manuela, también está esperando un hijo del padre de Esteban, y que además, por causa de ello, resulta ser VIH positiva. Manuela, guiada por el dolor de haber perdido a su hijo, no logra evitar convertirse en una segunda madre para Rosa, mientras sigue buscando al padre de Esteban, quien ni siquiera sabe que tenía un hijo.

Es una película muy dulce, con una trama que en ocasiones puede sonar poco creíble, ¿qué probabilidad hay de volver a una ciudad luego de 18 años de ausentismo y justo encontrarte, a la primera, a tu vieja amiga que te ayuda a asentarte? Por favor xD. De todas formas, no resulta artificiosa, tiene un ritmo pausado, pero convincente.

Es una historia sobre mujeres madres, sobre madres hombres, madres que pierden a sus hijos, madres que rechazan, que cuidan, que abandonan, que descuidan. La figura femenina activa, a diferencia del posterior trabajo de Almodóvar “Hablé con Ella”, donde la mujer era un objeto inerte, aquí en cambio es un ser independiente, potente, la figura femenina como el centro del universo.

Es una historia de mujeres actrices, actuación sobre actuación; Manuela tratando en el hospital con gente que pierde seres queridos; la hermana Rosa mintiéndole a sus padres sobre el embarazo, el padre, su vida; La madre de la hermana Rosa actuando frente a su senil esposo; Huma, actriz de profesión; y por supuesto, la más actoral de todas, la Agrado, que su papel ha llegado al punto de transformar por completo su cuerpo. Pero todas tienen intacto el espíritu.

Es una historia sobre sentimientos al fin y al cabo, por mucho que pueda cambiar el aspecto visual de las cosas, Almodóvar nos entrega la tesis que de los sentimientos siguen intactos.

Y claro, también resulta un bonito esbozo al mundo trans de la ciudad de Barcelona de hace 15 años, con la principal exponente, la Agrado, que posee esa picardía dolida de las tras (que parecen poseerla la mayoría de trans en el mundo ._.), para mí, el personaje más entrañable.

Así que nos quedamos con una frase de ella, parte de un monologo autobiográfico que hace para el público del teatro:

“Lo único verdadero en mí son mis sentimientos”

Anuncios

Vamos a poner un poco de sensualidad a la cosa. Y porque este bello tipo de descubrimiento ocurre una vez a las mil. Hablo de una película muy especial, y a la vez no tanto:

Año 2009, nacimiento de Cracks, una película británica-irlandesa independiente del director Jordan Scott, escrita por Ben Court, Caroline Ip y el mismo Jordan. Basada en la novela homónima de Shelia Kholer.

Y, por supuesto, lo que todos esperan, protagonizada por la sensacional Eva Green, junto a Juno Temple y María Valverde; un trío excepcional que funciona a muchos niveles. Pero claro, Eva Green le da todo el toque jajaja.

Una película no muy bien recibida ni por la crítica ni por el público; tanto así que sólo alcanzó un 43% de frescura en Rotten Tomatoes.

Corre la década de 1930, y se nos muestra el estricto internado St Mathilda, tenemos a un grupo de chiquillas que son parte de un equipo de salto en trampolín (algo nos quiere decir el cine, es como tercera película con gente homosexual en grupos de natación xD), comandado por una sensual profesora, miss “G” Gribben (Eva Green), una ex-alumna del mismo establecimiento, que por medio de una serie de eventos, terminó como profe ahí.

Tiene una extraña relación con las muchachas, en especial con su consentida, líder indiscutida del equipo, Di Radfield (Juno Temple), quien parece estar perdida y adolescentemente enamorada de miss G.

Entonces un día, llega una asmática, hermosa, inteligente y talentosa nueva alumna española llamada Fiamma Corona (María Valverde). Miss G fija toda su atención en la recién llegada, y claro, la nueva tampoco es un ejemplo de humildad y se pavonea por ahí con sus múltiples facultades, despertando cada vez más el interés de miss G, y generando horribles celos en Di.

Di, cegada por los celos, comienza un terrible acoso contra Fiamma, quien a su vez debe soportar el acoso sexual por parte de miss G, quien crea treta tras treta para tener a Fiamma como parte de sus perversiones.

Es una película con una bonita fotografía y una paleta de colores interesante, muy propia de grabaciones en Irlanda o de esas tierras británicas/europeas en general (a ratos me recordaba a Submarine o The Magdalena Sisters).

Ahora bien, los personajes no me convencen del todo. Tenemos por un lado a miss G, una perturbada lesbiana que no ha madurado lo suficiente como para hacerse cargo de alguien más pequeño que ella, a ratos incluso me parece que ella no se da cuenta de la diferencia etaria con las cabras; sin mencionar sus delirios de grandeza y su frustrante existencia, partiendo por el hecho de finge una serie de cosas (como ser una mujer de mundo, viajera, aventurera, cuando con suerte a salido a comprar huevos a la esquina), sólo para impresionar a un grupo de adolescentes, pubertas e incluso hay niñas entre medio.

Por otro lado está Di, una revoltosa y carismática líder, ok… puedo entender su enamoramiento y el acoso a la nueva, millonaria, llamativa y sensual española que supone una dura competencia para ella, pero no sé, de repente me cuesta creer sus acciones tan drásticas, es una muchacha muy freak.

Y tenemos al final a la española asmática Fiamma, que tiene más cara de judía que de española xD, igual, entiendo su heterosexualidad innata y todo eso, pero si una con 15 años (no recuerdo que edad tenían las chicas, pero era por ahí), y que una profe como Eva Green te acose, no sé xD la curiosidad adolescente siempre es un misterio, a ratos me parecía incluso que a Fiamma le gustaba Di, y que a Di le gustaba Fiamma y que miss G estaba puro hueviando; todo es muy confuso, se nos muestra siempre en el cine a la lesbiana como la loca, ahí con los desequilibrios de miss G y de Di… pero bueno ¿qué lesbiana no está loca? (si, ya sé, todas menos tú y tu grupo de amigas jajaja)

Supongo que faltó más definición de los personajes en algunos aspectos, de todas formas es una película muy buena, entretenida al menos, es muy recomendable para quienes les gustan los dramas lésbicos extraños no melosos jaja

Siempre fui una chiquilla muy precoz. Pero no porque el mundo me obligara, o porque fuese parte de una pandilla o similares. Simplemente me movía la curiosidad. En medio de mi búsqueda sexual pubertosa, me encontré con el maravilloso mundo del cine LGTB, que orienta mucho más de lo que se cree xD. Y he aquí una de las primeras películas que vi:

D.E.B.S. o bien el ñoño título español, Espías Seductoras, es una película del año 2004, escrita y dirigida por la impecable Angela Robinson, basada en un cortometraje homónimo. Una película un tanto experimental, podríamos encasillarla en algo así como una comedia romántica de acción(?)… sí, así está bien xD.

Fue ganadora en el Festival Internacional de Cine de Berlín del premio del Jurado, además de tener dos nominaciones en los Black Movie Award del año 2005 (Mejor guión y Mejor Actuación femenina Principal).

Todo comienza en el S.A.T (es ei ti), la prueba de aptitud para ingreso a universidades en estados unidos; dicho examen, como nos cuenta la película, tiene una serie de preguntas ocultas, que miden tu habilidad de mentir, ser tramposa y matar. Preguntas puestas apropósito por el gobierno para reclutar nuevas alumnas en su división especial de espías, las DEBS.

Entonces se nos presenta a un cuarteto ya escogido de ante mano, porque bueno, como toda agencia malibú estadounidence, tiene que dividir en grupos a lo fraternidad de American Pie xD. Cuarteto compuesto por la perfecta Amy (la rubia encarnada en Sara Foster), la tierna Janet (Jill Ritchie, otra rubia), la ruda Max (Meagan Good) y la supuesta francesa Dominique (Devon Aoqui). Todas siempre geniales, el clásico grupo poco ortodoxo pero siempre se salvan, ya saben, esto es una película burla de los clichés mas que mal.

zvip0WKqQ1hGbVJIwjP7LXZ05xW

Nuestra protagonista, Amy, es la alumna perfecta, que obtuvo la calificación perfecta en el examen de aptitud oculto en el S.A.T. Y tiene un novio perfecto que trabaja para el FBI (porque claro, tiene que estar la bollera con transmutación desde la vida hetero xD), pero por alguna razón lésbica inexplicable para Amy, la relación carece de total sentido para ella, al igual que la vida de espía (ella quiere ir a una escuela de arte en Barselona). Y para calmar algo de la presión en su miserable vida, termina con su novio, justo un día antes de una de las misiones más importante para las espías: espiar a Lucy Diamond (Jordana Brewster).

Lucy Diamond es la malvada máxima del universo (muy caricaturesca su villanía), y que no ha salido con nadie desde que su última novia la botó, entonces decide ir a una cita con una Asesina Rusa (Jessica Cauffiel), sin saber que medio mundo está espiando.

Lucy Diamond como leyenda del crimen organizado, tiene como sello de que nadie (de los buenos) que haya hablado con ella ha vivido para contarlo.

En un momento todo se va al carajo, y nuestra querida y existencial Amy tiene un encuentro cercano con la malvada Lucy Diamond, y para darle jugosidad al asunto, vive para contarlo.

Bueno, de ahí en adelante se desarrollan una serie de situaciones entre lo cómico y lo trágico, con un sello de romance no meloso ni muy dejado. Con una dosis justa.

Es una película casi única en su especie… por qué?:

-Las lesbianas de la película no son fenómenos de circo deformes (en serio, sino me creen que la deformidad es un patrón común de la lesbiana cinematográfica, deberían ver Gigolá xD)

-Es un romance ni muy cursi ni muy fome. (aunque todos concordamos que falto más sexo jajaja)

-Es una película para reírse, nada de dramas culiaos catárticos, ni tonterías culias, todo en su justa medida, hasta te hace pensar un poco…

-No es una cinta pretenciosa, y aún así, logra tener una muy buena construcción a pesar de su bajo presupuesto.

-Y tiene un soundtrack bastante decente, ahí con Another girl Another planet y Little Respect

Excelente para pasar el rato.

Nos quedamos con little respect en karaoke con Lucy Diamond (contiene SPOLIER, pero si eres de los míos, lo verás de todos modos):

Se supone que debería estar dibujando :v, pero me duele mucho la vida como para estar en ese plano. Y mientras pienso en inventar una especie de viagra o tónico revitalizante Simpson e hijo para revivir la creatividad de mis manos, me dispongo a escribir sobre esta película que vi hace muy poquito: But, I’m a Cheerleader.

La quería ver hace rato, pero sin muchas expectativas ¿por qué? Pensé que era otra ridícula sátira del sobre explotado género de la comedia adolescente norteamericana, algó así como Chicas Pesabas, Ni idea, incluso como Triunfos Robados. Además, nadie me dijo que se trataba que cosas gays e_é

butimcheer00

Film independiente de 1999, dirgido por Jamie Babbit, y co-escrito por la misma Jamie junto a Brian Wayne Peterson. Es el primer film de esta directora, y la idea fue inspirada en un artículo que Jamie vio sobre una terapia de reorentación sexual como “cura” de la homosexualidad.

A pesar del tono ligero que tiene la película (no hay ninguna escena sexual intergaláctica ni nada muy explícito), fue catalogada como no apta para menores de 17 años; así que se sacaron alguna escenas muy insinuantes (SEXO) para que la película fuese reevaluada en la clasificación R (como los Simpsons, apta para menores, en compañía de un grande). Esta censura reabrió el debate a la censura (Absurda) a las películas con contenido de cosas gays.

butimcheer2

¿A poco que no es igualita a la casa de Tideland en sus buenos tiempos? xD

No fue muy apreciada por la crítica, especialmente se criticó la paleta de colores desconcertante para la realidad (los rosas y azules pasteles), y algunos personajes  que se consideraban “demasiado estereotipados” (lo cual es muy absurdo, tratándose de una película que busca reírse de los estereotipos).  Por otro lado, se pensaba que era una obra maestra, a pesar de las desfavorables comparaciones con las películas de Waters, con algunas ovaciones de pie cuando se mostraba.

Entre los premios que recibió se encuentran el Premio del Público y el Premio Graine de Cinephage en el Festival Internacional de Cine de Mujeres de Créteil. Además de una nominación para los premios de Political Film Society.

butimcheer

La película narra la historia de una asolescente de 17 años llamada Megan Bloomfiedl (Natasha Lyonne), clásica pinturita gringa, rubia y cheerleader, cuyo novio es el capitán del esquipo de football americano. Pero pese a que ella parece ser la imagen misma de la perfección heterosexual (una especie de Liz Purr rubia xD), sus amigos y familiares están convencidos de que es lesbiana basado en una serie de señales inequívocas de lesbianismo (como que le de asco besar a su novio, por ejemplo…. No la culpo xD).

butimcheer5

Es así como es enviada a un centro de rehabilitación homosexual (de ante mano decir que es una película para re-cagarse de la risa) el siempre ortodoxo y estricto centro True Directions,  que con su programa especial de “los 5 pasos”, promete una efectiva y eficiente rehabilitación.

Dentro del instituto, Megan se encuentra con una serie de chicos que fueron enviados ahí al igual que ella, que presentan “signos inequívocos” de homosexualidad, entre los que destacan: Graham Eaton (Clea DuVall), universitaria hija de padres adinerados que amenazan desheredarla si no cambia su conducta homosexual, ella, orgullosa de su condición, no tiene suficientes agallas para asumirse frente al mundo; Andre (Douglas Spain), un pequeño actor, bailarín, yegua homosexual xD, que se le nota la gaydad a kilómetros;  Jan (Katrina Phillips), clásica deportista de softball que fue enviada a True Directions  por su aspecto altamente masculino; Sinead (Katherine Towne), uan chica gótica que le gusta el dolor, y al parecer es lesbiana por nacer en Francia xDDD.

butimcheer1

Y no les puedo contar mucho más porque serían unos crueles Spoliers para una película que vale mucho la pena ver xD.

Dentro de todas las cosas interesantes de la película, además de su comedia negra e ironía con la que se abordan los estereotipos de homosexualidad que habían a fines de los 90 (y que siguen hasta ahora, humanidad culia lenta), se encuentra la forma en la que se mofan de los roles de género; rosa para las chicas, azul para los chicos, el hogar para las chicas, los autos y el futbol para los chicos. Suena tan absurdo, pero real, como si aún nos dejáramos atrapar por el encanto de los 50’s.

butimcheer4

Tienes de todo: búsqueda de la identidad sexual, una vieja culia para odiar (Cathy Moriarty en el papel de Mary J. Brown, fundadora de True Directions), mucho humor, y hasta un sorbido romance barato (ya, si igual le ponen las muchachas… personalmente me gusta DuVall en papel de lela :v) y lo mejor de todo es que la directora no caga la trama lésbica metiendo a un culiao entre medio, que es un recurso absurdo y muy utilizado en el cine, supongo que para cultivar y endiosar la fantasía masculina de meterse con una lesbiana ._.

Una película totalmente recomendable, eso si, me hubiese gustado verla más joven, no ahora que ya he visto casi de todo (me falta Satantango para morir tranquila xD). Así que si el querido lector está en una etapa de duda sexualsss o no ha metido tanta basura fílmica en su cabeza, es un buen momento para verla xD.