Posts etiquetados ‘Películas sobre psicópatas’

Cuando estaba viendo los Oscar 2015, de pronto en la categoría a Mejor Actriz, nombraron una peli que no conocía y que me dieron muchas ganas de conocer; Perdida.

En su título original, Gone Girl, es un film estadounidense del año 2014, dirigida por David Fincher, y escrita por Gillian Flynn, quien basó el guión en su propia novela homónima publicada el año 2012; una película altamente aplaudida por el público y por la crítica. Tuvo decenas de nominaciones y premios; galardones entre los que destacan:

-Premios de Nevada: Mejor Película, Mejor Actriz (Rosamund Pike).
-Crítica de Florida: Mejor Actriz (Rosamund Pike), Mejor Guión Adaptado.
-Crítica de Austin: Mejor Actriz (Rosamund Pike), Mejor Guión Adaptado.
-Asociación de Críticos de Phoenix: Mejor Actriz (Rosamund Pike), Mejor guión Adaptado, Mejor Interprete Revelación (Rosamund Pike).
-Crítica de San Louis: Mejor actriz (Rosamund Pike), Mejor guión Adaptado.
-Crítica de San Diego: Mejor guión Adaptado.
-Premios de la Crítica cinematográfica: Mejor guión Adaptado.
-Premios de la Sociedad de Críticos Online: Mejor Actriz (Rosamund Pike), Mejor guión Adaptado.

Es el día del quinto aniversario (donde se regala madera), entre Nick Dunne (Ben Affleck) y Amy Elliot Dunne (Rosamund Pike); esa mañana Nick sale a ver a su hermana Margo (Carrie Coon), quien administra un bar, “The Bar”, para hablar de lo horrible que van las cosas con Amy, pensando incluso en un divorcio. Pero entonces, al volver a casa luego de un paseo por la playa, se encuentra con un extraño escenario; el living está revuelto, y su esposa no está por ningún lado.

El escenario se ve como un secuestro normal, pero claro, no del todo, considerando que Amy es una aclamada muchacha en quien sus padres los Elliot (Lisa Banes y David Clennon), basaron una serie de novelas muy famosas de “La Asombrosa Amy”; algo así como la hija perfecta que todos padres quieren, pero que nadie es… ni siquiera la Amy real lo era.

Así que por esta fama, la búsqueda se hizo nacional casi de inmediato, en parte por la presión de los padres de Amy y en parte por la presión de la prensa. Y con tanto medio de comunicación, conferencias de prensa y constantes entrevistas con periodistas y la policía, Nick de a poco se va enfrascando en un enorme problema: ser el sospechoso número 1 de haber matado a su mujer y haber fingido su secuestro.

Las sospechas se acrecientan con el paso de los días, Amy no aparece, ningún indicio de ella, y cada vez hay más “pruebas” de la culpabilidad de Nick; en paralelo se nos muestra lo que va contando Amy en su diario (como conoció a Nick, como todo era miel sobre hojuelas, como todo se fue al carajo).

Una película estupenda; no porque sea una obra de arte del escenario cinematográfico actual, más bien es de esas películas que son comerciales, pero no tanto, que tienen la justa medida de todo, y lo mejor, es que tiene mucha gente loca jajaja.
Es un relato apasionante que contiene dos giros, uno más potente que otro, por supuesto, pero dos giros, no uno, DOS. xD

La señorita Pike se tiene más que merecidos todos los galardones a mejor actriz, se pega unas caras de repente, que uno cree que te va a sacar la vida. Affleck destiñe al lado de ella, y no lo digo sólo porque él me disguste como actor jajaja, no, sólo creo que pudieron elegir a alguien más, de todas formas la pareja entre ambos funciona en muchos niveles.

Ahora, (Nota: los siguientes párrafos pueden contener SPOLIER) he visto muchos análisis de esta película en Internet fijándose más que nada en la locura psicópata de Amy Elliot, lo maravillosa que resulta su venganza (no los culpo, yo también creo que es una puta genia xD) y lo terrible que es enredarse con la clásica mina loca, de esas manipuladoras, vengativas, etc.

Sin embargo, si lo pensamos un poquito más, Amy no hace más que dar una sincera radiografía de las relaciones actuales, más que mal, los locos son un portal a la realidad… nos cuenta de manera cruda cómo el mundo se ha vuelto enfermo, enfermizo, con relaciones enfermizas, y ojo, relaciones de todo tipo, Amy tiene una relación como el pico con sus padres, que la idealizan e ignoran la realidad de una hija que los odia con todo su ser; por otra parte tenemos a Nick, un negligente esposo, o sea, por muy loca y rara que sea tu esposa, no puedes andar por ahí haciendo el mal xD, como la gente sigue la vida cuando todo está como la mierda, esas parejas que no separan por los hijos, el eterno qué dirán, la manipulación emocional, un punto muy importante cuando la película ya está en sus momentos culmines, donde ya no sabes que mierda va a pasar después, y ahí está Amy, manipulando al manipulable Nick, y Nick, se deja manipular, al final se entrega a su destino, a que va a estar con Amy y que está jodido… Muy jodido xD.

Es una película entretenida, no es latera ni nada por el estilo. Tiene una fotografía muy bonita, atractiva por lo demás, está un 1000% recomendada.

“Cuando pienso en mi esposa siempre pienso en su cabeza. Como un niño, me imagino abriéndole el cráneo, desenrollando su cerebro y examinándolo cuidadosamente, intentando apresar e inmovilizar sus ocurrencias. «¿En qué estás pensando, Amy?» Supongo que son preguntas que se ciernen como nubes de tormentas sobre todos los matrimonios: «¿Qué estás pensando? ¿Qué es lo que sientes? ¿Quién eres? ¿Qué nos hemos hecho el uno al otro? ¿Qué nos haremos?”

Anuncios

Cuando el mundo creía que las películas se enfocaban sólo en sujetos como el de Halloween o el de la Matanza en Texas, o simplemente hacían algo más elaborado como el asesino del zodiaco… aparece esta maravilla en mi vida:

tenemosquehablardekevin1

We need to talk about Kevin , título original, es un filme anglosajón del año 2011, dirigida por Lynne Ramsay, basada en la novela homónima de Lionel Shriver.

La genial Tilda Swinton recibió una serie de nominaciones a Mejor Actriz Principal (y no es para menos, su papel fue más que genial), entre los que están los Globos de Oro, BAFTA, el Sindicato de Actores, etc. Pero a pesar de los mil elogios para la película y para la actriz, parece que no ganaron ni una mierda.

Fue estrenada en el festival de Cannes 2011.

tenemosquehablardekevin14

Es un relato a-temporal, que nos cuenta un antes, un durante, y un después entremezclados en anacronías.

Eva Khatchadourian (siempre implecable Tilda Swinton), se convierte en madre, mientras recuerda sus años de juventud aventurera de viaje en viaje, sus escritos que ya son decadencia pura, una casa solitaria donde vive limpiando los mensajes de odio que pintan en la puerta y las murallas de su casa; se nos cuenta sobre como su matrimonio fue lentamente en decadencia, junto con el agotamiento de la vida familiar, y además, se nos cuenta como su primogénito adolescente, Kevin Khatchadourian (un papel excepcional de Ezra Miller) se ha metido en un gran lío.

tenemosquehablardekevin5Con un bebé tan odioso como resultó ser Kevin, a cualquiera le hubiese dado depresión post parto, pero claro, el padre de Kevin, el señor Franklin Plaskett (John C. Reilly) no lo comprende y comienza a fomentar las excentricidades de su pequeño retoño (es un chaval que no quiere jugar, que no quiere aprender a ir al baño, que no quiere nada, no porque no pueda, simplemente no quiere).

Eva comienza a caer en un espiral de desesperación, sin tener a quien acudir, puesto que ella, como buena madre, se ha dado cuenta de que su bebé es un pequeño monstruo de inteligencia muy particular.tenemosquehablardekevin

He leído muchas críticas sobre esta película, y lo que más se critica (maldita sociedad de mierda) es el rol de doña Eva como madre ‘negligente’… Más que mal, una madre debe tratar siempre con amor y compresión a sus pequeñas crías, no importa cuan desagradables sean, ni cuanto te hayan arruinado la vida. Ser madre, es la ‘maldición’ de Eva, que debe aceptar cual bendición, como quien acepta el sino de la maldición de ser hembra.

¿Se puede culpar a Eva por transmitirle sentimientos negativos al retoño? Durante el embarazo se le ve agobiada. No quería ser madre. Es evidente.

Esta es una de mis escenas favoritas, el bebé Kevin llora sin cesar, sólo se calla cuando duerme, la exhausta Eva harta de escuchar los llantos de su hijo, se queda un instante al lado de una construcción donde están con esos ruidosos taladros de piso, todo con tal de no escuchar el llanto de su bebé.

La imagen de aquí arriba, es una de mis escenas favoritas, el bebé Kevin llora sin cesar, sólo se calla cuando duerme, la exhausta Eva harta de escuchar los llantos de su hijo, se queda un instante al lado de una construcción donde están con esos ruidosos taladros de piso, todo con tal de no escuchar el llanto de su bebé.

Quizá Eva no fue echa para ser madre (¿hay alguien que realmente sea hecha para dejar de ser persona para entrar al maravilloso y embrutecedor mundo de la maternidad?). Un parto doloroso no se compara con una vida extinguida por un parásito irritante.

¿Kevin se sentía rechazado por su madre?

Sea cual sea el caso, yo digo pues, ¿qué culpa tiene esa pobre mujer que su hijo haya nacido con una deformidad en el lóbulo frontal y una amígdala defectuosa? Así cuentan las ciencias, que sujetos como él nacen así.

tenemosquehablardekevin10

Kevin es un psicópata (como para darle un diagnóstico a la ligera), con características propias de esos sujetos desde el momento en que llegó a este loco mundo. Es admirable como lograron el progreso psicopático en cada etapa del desarrollo de Kevin, los niños Kevin dan una interpretación tan buena, que uno llega a odiar a esos pequeños demonios.

Resulta ser un relato desgarrador de las dudas del amor de una madre, de las dudas frente a la vida, la crudeza de un chico que es cruel por ser cruel, o porque en realidad quería llamar la atención, de su madre, de la sociedad, la eterna tortura a su progenitora y como ello le causa una cruenta satisfacción.

Se tiene que ver sí o sí.

tenemosquehablardekevin9

 “Te despiertas y ves TV. Subes al auto y escuchas la radio. Y vas a tu trabajito o a tu escuelita pero no escucharás sobre eso en la noticias de las 6:00. ¿Por qué? Porque nada está sucediendo realmente. Luego vas a tu casa y ves un poco más de TV. O tal vez, si es una noche divertida, sales y ves una película. Digo, es tan malo que la mitad del tiempo la gente esté en TV dentro de la TV, mirando TV. ¿Y que está mirando toda esa gente? A gente como yo. Digo, ¿qué están haciendo todos ustedes ahora mismo sino mirarme? ¿No creen que ya hubieran cambiado de canal si todo lo que hubiera hecho fuera sacar un 10 en geometría?”