Posts etiquetados ‘Sex Pistols’

Algo que escuchar Nº106: El querer ser.

Publicado: 08/04/2017 de bocadecenicero en Algo que escuchar
Etiquetas:, ,

En esta fría mañana de Abril, caminaba por las calles de esta aletargada ciudad, cuando de pronto vi un sujeto igual a Michel Jackson. Pero más latino. Más ñoño. No sé. Era más como Mr. Lonely; quien nos contaba la agonía de querer ser otro, de anhelar los cielos ajenos, las estrellas inalcanzables… ¿por qué no querer ser uno mismo, querido imitador de tercera? En fin. Nos quedamos con los Sexy Pistols, alaridos para encender el día.

Anuncios

En los días en que me siento agresiva, miro a mi al rededor en la ciudad y todo me da asco, esos odiosos consumistas que se quejan de que no tienen dinero, pero cuando tienen, no dejan de gastarlo en puras hueas. Odio a los idiotas que creen que está bien vivir así y obligan a otros a vivir de esa manera miserable. En esos días que me siento agresiva y quiero destruir todo lo que esté a mi paso, quemando sus escombros, donde mi mente ve lo miserable que son algunas personas por culpa de unos imbéciles, y nadie hace nada… días de agresividad donde me encantaría embriagarme como toda una “anarquista” del siglo XXI, y destruir la ciudad como un mono de mierda. Pero luego recuerdo que esas cosas no se hacen… y hay que conformarse con escuchar sobre lo asqueroso que es todo, y como otros intentaron cambiar el mundo por un momento… y no lo lograron.

Hubo una época hermosa en donde ya nos despedíamos de lleno de ese fantasma de la crisis asiática, y teníamos una juventud que le gustaba mucho el rock a nivel populars, y la bebida de fantasía crush promocionaba sus conciertos de verano llenos de bandas emergentes y consolidadas, cuando aún no promocionaban esas de la “pachanga”; salían imágenes super “juveniles” y voladas del brazo de una mina esperando para entrar a una tocata, y un hueón muy volado nos decía quienes iban a estar donde y qué día, a qué precio, con cuantas tapitas de crush, y siempre escuchaba el nombre de un grupo que se llamaba “Dios salve a la reina”, un tributo a Queen: siendo enana aún, le pregunté a mucha gente que era eso de dios salve a la reina, y después de muchas referencias absurdas e ignaras, me llegó la mítica canción de los sex pistols, una linda época para ser una niña “rebelde”.